¿Cómo influyen tus emociones en tu comportamiento?

Escrito por mackenzie wright | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo influyen tus emociones en tu comportamiento?
Las emociones nos conducen por buenos y malos caminos. (Cracked Feet 7 image by chrisharvey from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Efectos negativos de las emociones sobre el comportamiento

Las emociones negativas, como la ira, los celos o la depresión, pueden ser perniciosas para nuestro comportamiento. Sin embargo, hay emociones positivas que también pueden afectar de forma negativa a nuestra forma de conducirnos, como por ejemplo, dejarnos maltratar por alguien porque lo amamos o involucrarnos en actividades poco saludables porque nos resultan placenteras. Cuando una determinada emoción se aviva y se vuelve intensa, nuestro punto de vista se distorsiona y nos centramos exclusivamente en ella y en los estímulos que la desencadenan. Se amplifica en nuestra mente y eso conduce a que, en ese momento, nuestra reacción ante ella casi parezca racional, porque es la única información que consideramos lo bastante importante para ser procesada. Esto provoca diversos estímulos en nuestro comportamiento. Por ejemplo, luchamos cuando estamos enfadados, nos abstraemos de la participación y de las responsabilidades cuando estamos deprimidos o soportamos una mala relación porque seguimos estando enamorados.

Efectos positivos de las emociones sobre el comportamiento

No obstante, el efecto que las emociones causan en nuestro comportamiento no siempre es negativo. De hecho, su objetivo no es otro que el de ayudarnos a hacer frente a la vida. Por ejemplo, cuando sentimos miedo, salimos huyendo para protegernos; cuando sentimos amor por nuestros hijos, procuramos cuidar de ellos de la mejor forma posible; cuando nos enojamos, luchamos para defendernos a nosotros mismos y a lo que nos pertenece. Las emociones existen para asegurar no sólo nuestra propia supervivencia, sino también la de nuestra especie. Si en la vida no hubiera nada por lo que nos apasionáramos, nos sentiríamos poco motivados para actuar y, tal vez, no nos habríamos convertido en esas criaturas, dominantes, diversas, creativas y prácticas que somos hoy.

Consecuencias directas de las emociones sobre el comportamiento

Las respuestas automáticas son una de las maneras en que nuestras emociones afectan a nuestro comportamiento. A veces, los sentimientos estimulan al cerebro para procesar cierta información muy rápidamente o de cierta manera. Si esos datos se procesan sin tener en cuenta los hechos, el sentido común y otras consideraciones, podría producirse una acción final rápida o poco analizada. Así es cómo las emociones afectan directamente a nuestro comportamiento. Por ejemplo, golpear a alguien porque te ha insultado, agacharte y correr cuando oyes un disparo o caer en los brazos de alguna persona atractiva y desconocida con palabras de miel; todas estas acciones suelen ser más impulsivas que premeditadas y, por lo general, dan como resultado una conducta contraproducente, si no destructiva.

Consecuencias indirectas de las emociones sobre el comportamiento

Muchos de nosotros pensaremos brevemente en las mismas respuestas automáticas cuando algo nos suscita algún tipo de emoción, pero solamente unos pocos las llevarán a cabo. La mayoría de las veces, nuestro comportamiento se verá afectado indirectamente por nuestras emociones. En vez de producir una acción instintiva, el procesamiento cognitivo que aparece da lugar a un proceso de toma de decisiones, adaptación y asimilación de información y finalmente a una experiencia de la que aprender. Por ejemplo, cuando alguien nos insulta, podemos pensar en golpear a esa persona, pero muchos de nosotros elegiremos no hacerlo; aunque siempre podemos adoptar una respuesta consciente que nuestro cerebro sí nos permite, como devolver el insulto a esa persona. Procesaremos cognitivamente tanto el encuentro como la estimulación emocional, decidiremos que no nos gusta esa persona y evitaremos encontrarnos con ella en el futuro. Esto podría incluso motivarnos a dejar de ir a un lugar determinado donde sería posible encontrar a esa persona. Es decir, una única respuesta emocional provocará un efecto dominó en nuestro comportamiento.

Las consecuencias de la empatía emocional sobre el comportamiento

Aún más, las emociones nos proporcionan la capacidad de sentir empatía hacia los demás y, por tanto, de predecir sus respuestas emocionales (lo que a su vez afecta a nuestro comportamiento). Ése es el motivo por el cual la gente normalmente procura provocar en los demás una respuesta positiva, en lugar de una negativa. Por esta razón, hay pocas personas que vayan por el mundo insultando a los demás aquí y allá, no respetando la cola del supermercado y robando cosas, porque lo que la mayoría queremos es no provocar ni hacer frente a una respuesta negativa. Por el contrario, cuando intentamos ser buenas personas, halagando a los demás, siendo educado con ellos y siguiendo las normas, exhibimos un comportamiento que está motivado por el deseo de recibir una respuesta emocional positiva.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles