Información biológica para niños sobre insectos

Escrito por will gish | Traducido por glen boyd
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Información biológica para niños sobre insectos
Aplastar a los insectos no siempre es la mejor manera de tratar con ellos. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Insectos: algunos de los organismos más exitosos del planeta. Enseñar a los niños acerca de la biología de los insectos les ayuda a aprender conceptos básicos de biología, datos divertidos sobre el mundo natural a su alrededor y cómo los ecosistemas balanceados promueven un mundo sano. Estas lecciones pueden llevar a una biología más avanzada o ideas del balance natural y los beneficios de promover un planeta biológicamente estable. Pero claro, los bichos son divertidos, extraños, repugnantes y raros, así que la biología en insectos entretiene a su forma a los niños.

Otras personas están leyendo

Partes básicas de los insectos

Todos los insectos tienen las mismas partes básicas. Estas partes ayudan a definir que constituye a un insecto y qué no. Las arañas, por ejemplo, son arácnidos, no insectos, ya que poseen una biología básica diferente. Todos los insectos tienen seis patas, antenas y cuerpos segmentados. Los insectos utilizan las partes de sus cabezas; ojos y antenas, para percibir al mundo, así como los humanos utilizan sus sentidos.

Los segmentos del cuerpo incluyen la cabeza, el tórax y el abdomen. Los insectos tienen ojos compuestos, u ojos que se componen de muchos ojos que crean una multitud de imágenes. La mayoría de los insectos tienen uno o dos pares de alas. Algunos insectos, como los escarabajos, tienen exoesqueletos o concha exterior rígida que protegen las partes interiores del animal. En contraste, las arañas y otros arácnidos como los ácaros rojos tienen ocho patas y las partes de la boca más complejas que las de los insectos.

Los insectos también tienen trabajos

Los humanos no son los únicos animales que tienen trabajos. Los insectos desempeñan un número de funciones importantes. Las abejas, polillas y mariposas ayudan a las flores a crear más flores al polinizarlas. La polinización crea semillas fértiles que a su vez crean nuevas plantas. Dentro de las colonias de hormigas, cada hormiga desempeña una función dentro de la sociedad. Algunas hormigas recolectan alimento y materiales. Otras utilizan los materiales para construir nidos mientras que otras hormigas atienden a los huevos y protegen y cuidan a las hormigas jóvenes. Las hormigas merodeadoras salen a cazar en grupos y regresan con presas bastante más grandes que ellas mismas a la colonia como fuente de alimento. El trabajo de cada insecto, ya sea una hormiga o una abeja, proporciona una función biológica importante para su colonia o para la naturaleza en general.

Reproducción de los insectos

Los insectos se reproducen muy rápido y en grandes cantidades. Hacen esto por varias razones biológicas. Las colonias de hormigas, por ejemplo, obtienen fuerza por sus números, mientras que los insectos, como los ácaros de trébol, mueren muy rápido por lo que deben reproducirse en un espacio de tiempo muy corto. La mayoría de los insectos requieren de un macho y una hembra para crear nuevas generaciones de insectos. Los insectos hembra producen los huevos que son fertilizados por los machos. El material reproductor de los machos fertiliza los huevos de las hembras como una semilla plantada en la tierra. Algunos insectos, como las avispas Cicada, ponen sus huevos dentro de otros organismos vivientes, los cuales sirven de alimento para las crías en la etapa de larvas. Una colonia enorme de hormigas en Japón llamada Formica yessensis, tiene 306 millones de hormigas trabajadoras, 1.080.000 hormigas reina y alrededor de 45.000 nidos que se interconectan.

La reproducción de las mariposas y polillas es de especial interés ya que las nuevas crías que salen de los huevos son gusanos y orugas que se convierten en insectos con alas como resultado de la crisálida. Todos los insectos cambian de una forma a otra conforme alcanzan la madurez.

Insectos, ecosistemas y sociedad

La biología de los insectos se extiende más allá de la biología básica de los animales en si. Muchos insectos desempeñan funciones importantes para los humanos, otros animales y el medio ambiente en general, por lo que ayudan a mantener balanceados e intactos a los sistemas biológicos más grandes. Las mariquitas, por ejemplo, comen muchas plagas de insectos que destruyen la población de las plantas. Tienen un papel importante al proteger plantas y ayudando a los jardineros a preservar los especímenes. Varios insectos, como los escarabajos y las avispas, comen otros insectos que destruyen las cosechas. Los insectos ayudan a producir un número de cosas muy utilizadas por la sociedad humana, incluyendo a los árboles frutales (a través de la polinización), seda y miel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles