Información sobre el uso de lámparas de luz ultravioleta en el tratamiento de la psoriasis

Escrito por dan ravens | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Información sobre el uso de lámparas de luz ultravioleta en el tratamiento de la psoriasis
La luz ultravioleta se distingue por su color azulado. (nventilateur_pc image by Rémi Gerard from Fotolia.com)

La psoriasis, que afecta tan solo en los Estados Unidos a unos 7,5 millones de personas, es una de las enfermedades autoinmunes que generan más molestias, angustia y estrés en los pacientes. En combinación con terapia tópica, la luz ultravioleta es el método de tratamiento definitivo indicado para todos los pacientes con psoriasis, a excepción de aquellos que han sido afectados severamente durante mucho tiempo y que son tratados con biofarmacéuticos ingeridos o inyectados. Tanto los rayos UVA y UVB se utilizan con relativo de éxito en el combate de la psoriasis, pese a que desde el año 2010, la terapia con rayos UVA ha sido menos recomendada y favorecida.

Otras personas están leyendo

La enfermedad

La psoriasis es de hecho, el resultado de una regeneración acelerada de las células de la piel. El aumento de la actividad celular produce la descamación que caracteriza a la forma más común de psoriasis. Éste padecimiento puede comenzar en cualquier parte del cuerpo y desde ahí, extenderse o retroceder pero no desaparecer por completo. No existe una cura conocida para ninguno de los cinco tipos de psoriasis más comunes. Tampoco se sabe mucho acerca de su causa, a pesar de que un cúmulo de estudios han revelado que es autoinmune, generalmente hereditaria y no contagiosa. Hay tres grados de psoriasis: leve, moderada y severa.

Tratamiento

Para los casos leves y moderados, el tratamiento principal consta de ungüentos tópicos combinados con fototerapia. Para la psoriasis leve que abarca cinco por ciento o menos del cuerpo, inclusive se pueden utilizar cremas y otros productos tópicos solos. Para los casos moderados donde se ve afectado entre el 5 y el 30 por ciento del cuerpo, es más común aplicar fototerapia, ya que la luz ultravioleta tiene un efecto directo sobre las células T aberrantes que causan los síntomas físicos de la psoriasis. Los pacientes con una afección severa, pueden requerir de un tratamiento biológico y de hospitalización durante las crisis extremas.

¿Por qué los rayos UV funcionan?

El diagnóstico de psoriasis es uno de los pocos casos que harán que un dermatólogo te recomiende llevar una rutina de exposición al sol. La luz solar regulada reduce las placas producidas por la forma más común de psoriasis. Ya sea en un entorno clínico o en el hogar, la luz ultravioleta somete las lesiones al mismo tipo de rayos (UVA y UVB) que produce el sol. A menudo, los médicos utilizan los rayos UVB de menos de 311 nanómetros, ya que se controlan mejor que los rayos UVB regulares. En comparación con el uso de medicamentos tópicos solos, el tratamiento con fototerapia UV es el método más eficaz con el que puedes contar para combatir ésta enfermedad.

Terapia de luz ultravioleta en casa

La meta de la terapia de luz ultravioleta es disminuir, si no es que eliminar las placas provocadas por la psoriasis. Aunque se requiere de numerosas sesiones para notar una reducción significativa del problema, la fototerapia suele ser eficaz el 95 por ciento del tiempo. Los rayos UV matan a las células T que se desempeñan de manera anormal generando células nuevas de piel de manera acelerada. Por esta razón, la inflamación se reduce y la reaplicación celular de la piel retoma su ritmo natural. Aunque éste beneficio se llega a obtener a partir del uso de productos biológicos ingeribles, la terapia de luz no genera los mismos efectos secundarios que el tratamiento biológico puede causar.

Artritis psoriásica

La artritis psoriásica es una complicación derivada de la psoriasis. Se trata de un tipo de artritis que afecta a algunas personas con psoriasis severa y suele aparecer después de los síntomas que afectan la piel; aunque sin embargo, llega presentarse antes de que las lesiones externas sean visibles. Los síntomas de la artritis psoriásica son similares a los de la artritis reumatoide primaria: dolor en las articulaciones, rigidez e hinchazón. Cualquier parte del cuerpo puede verse afectada, desde los dedos de pies y manos hasta la columna vertebral. Dado que no existe una cura permanente para la psoriasis, la artritis psoriásica puede ser incapacitante, por lo que se recomienda llevar un tratamiento adecuado y una rutina de ejercicio físico regular. La fototerapia con lámparas UV no es eficaz en los casos de artritis psoriásica.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles