Información médica sobre el daño cerebral

Escrito por sandra orozco | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Información médica sobre el daño cerebral
(Pool/Getty Images News/Getty Images)

Según el grado y las características de cada tipo de daño cerebral, se trata de una condición que puede dejar al paciente inconsciente por un tiempo, provocarle una enfermedad mental permanente o incluso la muerte. Los doctores suelen dividir el daño cerebral en dos grupos principales: los defectos cerebrales de nacimiento (daño cerebral congénito) y el daño cerebral producto de varias enfermedades y eventos traumáticos (daño cerebral no congénito). Es importante determinar el motivo exacto del daño cerebral, pues el tratamiento y el diagnóstico dependen en gran parte de ello.

Otras personas están leyendo

Daño cerebral congénito

La llegada de un nuevo bebé es un evento que trae gran felicidad. No obstante, a veces la alegría de los padres se termina con la noticia devastadora de que su recién nacido tiene daño cerebral. Esto puede ser producto ya sea de anomalías en el proceso de desarrollo del feto o complicaciones en el parto. Alrededor de un siete por ciento de todos los recién nacidos sufren heridas durante el proceso de abandonar el útero materno para salir al mundo externo. Hay ciertas clases de heridas que pueden causar un daño cerebral permanente. Por ejemplo, si el bebé sufre de asfixia (falta de oxígeno), puede que algunas de las células cerebrales sensibles mueran y se genere un daño cerebral irreversible. De forma similar, es probable que el bebé nazca con daño cerebral si sufre una herida grave en la cabeza mientras hace la transición por el canal de nacimiento.

Daño cerebral y parálisis cerebral

El daño cerebral en los recién nacidos puede conducir al desarrollo de diversas condiciones, entre las que se incluyen la parálisis cerebral. Dependiendo de la gravedad del daño cerebral, un niño con parálisis cerebral puede experimentar problemas de desarrollo y un retraso mental que implique desde dificultades mínimas hasta impedimentos serios. En consecuencia, mientras que algunos niños podrán ser capaces de desenvolverse en un ambiente escolar común y corriente, quizás otros necesitarán de un cuidado especial y puede que incluso otros no logren llevar a cabo las funciones básicas cotidianas, como alimentarse o cepillarse los dientes.

Daño cerebral no congénito

En la mayoría de los casos, el daño cerebral no congénito es provocado por una enfermedad neurológica o una herida traumática en la cabeza. Según el tipo de herida, el daño cerebral puede ir de menor (como una conmoción cerebral leve) a severo (como una herida cerebral difusa). En el último caso, puede que el paciente esté incapacitado para hablar, recordar y establecer conexiones lógicas entre varios pensamientos. Dependiendo de la región cerebral afectada, el paciente también podría perder la habilidad para controlar funciones básicas, como la coordinación de las manos y la defecación.

Causas del daño cerebral no congénito

A pesar de que la gente suele asociar el daño cerebral con los deportes de contacto tales como el fútbol, la realidad es que sólo alrededor de un tres por ciento de todos los daños cerebrales no congénitos se producen como resultado de accidentes deportivos. Las causas principales del daño cerebral no congénito son las caídas y los accidentes automovilísticos. Las personas de más de 75 años son más propensas a resbalarse y caerse; la mayor causa de daño cerebral no congénito en los menos de 75 años son los accidentes de automóviles. Por desgracia, todos los días ocurren accidentes con automóviles, camiones y motocicletas. Según las estadísticas del gobierno, en el transcurso de los últimos cinco años, más de un 25 por ciento de los norteamericanos han sufrido un accidente automovilístico. En muchos de los casos, las víctimas de estos eventos desafortunados sufren heridas severas en la cabeza que les provocan el daño cerebral.

Síntomas de daño cerebral

Debido a que cada región del cerebro controla distintas funciones, el daño cerebral puede provocar una variedad de síntomas, según el área afectada. En los casos de daño cerebral leve, los síntomas pueden ser dolores de cabeza, problemas para concentrarse, hablar arrastrando las palabras y una pérdida breve de la consciencia. Si el daño cerebral es superior, el paciente puede experimentar ataques, parálisis, pérdida de la visión, dificultades para oír y pérdida de la memoria. Algunos pacientes se demoran en buscar ayuda médica debido a que los síntomas del daño cerebral a veces no se presentan de inmediato. Por ejemplo, puede que algunas víctimas de accidentes automovilísticos o de caídas que hayan sufrido conmociones cerebrales o contusiones graves se sientan bien durante las siguientes horas o incluso días pasados los eventos. Lamentablemente, es en esos momentos que el daño cerebral podría intensificarse y causarle un daño irreversible a las células cerebrales sensibles que tal vez conduzca a consecuencias devastadoras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles