Información para niños sobre la Venus atrapamoscas

Escrito por judy wolfe Google | Traducido por nicolás altomonte
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Información para niños sobre la Venus atrapamoscas
La Venus atrapamoscas es una planta carnívora. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

Mientras que la Venus atrapamoscas es sólo uno de los 600 tipos o especies de plantas carnívoras, es probablemente la más conocida de todas. La venus atrapamoscas son plantas muy especiales, porque tienen dos maneras de alimentarse por sí mismas. Pueden hacer lo que la mayoría de las plantas en el mundo lo hacen, es decir alimentarse mediante la fotosíntesis, utilizando la energía de la luz solar, el agua, los compuestos del suelo y el dióxido de carbono.

Las Venus atrapamoscas, sin embargo, crecen de forma natural en lugares muy húmedos en donde los nutrientes del suelo no son los mejores. Así que durante millones de años, han desarrollado la capacidad de comer insectos para nutrirse. El crecimiento de tu propia Venus atrapamoscas es un reto, pero es divertido.

Otras personas están leyendo

Cómo funcionan las Venus atrapamoscas

Probablemente sepas lo difícil que puede ser matar una mosca. Las moscas domésticas tienen sólo dos ojos, pero cada uno de sus ojos tiene miles de lentes. Ellas no ven nada claro, pero detectan hasta el movimiento más pequeño. Sin embargo, las Venus atrapamoscas, que no tienen ojos, logran cazar moscas con facilidad.

Cómo lo hacen, no se conocía hasta el año 2003, cuando Lakshminarayanan Mahadevan, un profesor de matemáticas en la Universidad inglesa de Cambridge, decidió desvelar el secreto después de recibir una Venus atrapamoscas de regalo. Él descubrió que estas plantar curvan sus hojas hacia afuera hasta que un insecto se posa sobre ellas.

Tan pronto como el insecto perturba los "pelos" en el interior de las hojas, el agua que hay en las hojas se mueve, haciendo que se curven hacia dentro y se cierren.

Mientras más intente escapar el insecto, las ajustadamente se cerrarán las hojas. Una vez que el insecto queda atrapado, la Venus atrapamoscas libera enzimas para digerirlo. A la planta le tomará cerca de una semana para terminar de ingerirlo. Cuando ya terminó, las hojas se abrirán de nuevo para atrapar a otro insecto.

Comprar y plantar una Venus atrapamoscas

Se han recogido Venus atrapamoscas salvajes casi hasta su extinción y se consideran en peligro de su muerte definitiva en la zona de Carolina del Norte, donde aún crecen las mayores colonias salvajes. Compra tu Venus atrapamoscas en un vivero que le hagan crecer a partir de bulbos.

Planta tu atrapamoscas en una maceta de 4 o 6 pulgadas (10,2 o 15,2 cm) con 50% de musgos y 50% de perlita. Esto se conoce medio de cultivo. Llena la maceta y retire el suficiente medio para hacer un agujero. Deposita tu planta, cubre sus raíces con más medio, mantenla firme y riega ligeramente. Es posible que tengas que añadir más medio para proteger sus raíces y apoyar su tallo.

Si estará en un ambiente de interior, pon la maceta en una bandeja con agua. Llena hasta la mitad de la bandeja con agua de lluvia o agua destilada embotellada que diga libre de sodio en la etiqueta. Deja que la bandeja se vacíe de forma natural y que permanezca seca durante un par de días antes de volver a llenarla.

La luz necesaria para una Venus atrapamoscas

Mientras que la Venus atrapamoscas crece tanto en interiores como en exteriores, lo hacen mejor en exteriores porque reciben mucha luz. En el aire libre una atrapamoscas necesita por lo menos 4 horas de sol directo cada día. Si estás cuidando de una en un ambiente de interior con luces fluorescentes, ponlas alrededor de 8 a 10 pulgadas (20,3 a 25,4 cm) por encima de ella y mantenla 2 horas después de que el sol se ponga en tu área.

Si tienes una variedad roja de atrapamoscas, sabrás que ésta necesita más luz en caso de que su color rojo se desvanezca.

El letargo de una Venus atrapamoscas

Al igual que un oso polar, el atrapamoscas hibernará o quedará latente en invierno. Lo hace en respuesta a los días cada vez más cortos. Si tu atrapamoscas está en el exterior, se hibernará naturalmente, pero si es de interior, tendrás que controlar la cantidad de luz que le llega de modo que coincida con lo que está pasando afuera.

Ajusta la temperatura para que tu atrapamoscas se sienta como en invierno. No dejes que pase de 60 ºF (15,6 ºC) mientras está inactiva. Mantenla cerca de 40 ºF (4,4 ºC), si puedes.

Sabrás que tu atrapamoscas está comenzando a hibernar cuando sus hojas dejen de crecer y sus trampas no funcionen lo suficientemente rápido como para atrapar insectos. Tan pronto como esto ocurra, lleva tu planta fuera de su bandeja de agua y sólo humedécela lo suficiente como para mantener el sustrato húmedo hasta que se active de nuevo.

Alimentando a una Venus atrapamoscas

Tu atrapamoscas necesitará de energía para atrapar a un insecto. Tanta energía, de hecho, que cada una de sus trampas sólo funcionará tres o cuatro veces antes de desgastarse. Puede ser divertido para ti activar las trampas tú mismo sólo para verlas actuar de cerca, pero no es una buena idea.

No alimentes a tu atrapamoscas con nada más que insectos vivos. La carne cruda tiene demasiada grasa para que la pueda digerir correctamente. Tampoco la sobrealimentes. Una vez a la semana es suficiente. Mientras esté hibernando, no necesita comer nada.

Asegúrate de que las trampas de tu planta sean tres veces más grandes que los insectos con las que la alimentas. Las comidas que son demasiado grandes quemarán las hojas de la atrapamoscas, dañándola o incluso matándola.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles