Lifestyle

Información sobre el papel moneda de Estados Unidos

Escrito por anne madison | Traducido por gabriela nungaray
Información sobre el papel moneda de Estados Unidos

Los billetes de US$100 son la denominación más alta impresa de la moneda estadounidense.

heap of the american money image by Maksim Pasko from Fotolia.com

El Departamento de Grabado e Impresión de Estados Unidos produce y distribuye todo el papel moneda en el país. Según sus propias estadísticas, produjeron unos 26 millones de billetes al día durante el año 2009. Muchas personas no se detienen a pensar de dónde vienen los billetes en su cartera, pero la producción de dinero corriente es un proceso fascinante.

Otras personas están leyendo

Historia

El Tesoro de Estados Unidos comenzó a crear y a distribuir la moneda de curso legal en 1861. En agosto de 1862, el nuevo proceso de impresión se mecanizó y se mudó a un área separada en el sótano del edificio del Tesoro. Esta área separada se convirtió progresivamente en la Oficina de Grabado e Impresión (BEP por sus siglas en inglés). En 1877, el BEP ​​asumió oficialmente la responsabilidad de producir y distribuir todo el papel moneda de Estados Unidos. Además de la moneda, se apoderaron de la producción de sellos en 1894.

Producción

Las dos instalaciones de BEP imprimen el dinero corriente de Estados Unidos; una en Washington, DC y la otra en Fort Worth, Texas. Aunque muchas personas comúnmente se refieren a la moneda como el papel moneda, el llamada papel es en realidad 75 por ciento de algodón y 25 por ciento de lino. La impresión de moneda es un proceso complicado que comienza con un grabado hecho en acero suave, que se transfiere a una placa maestra de la que están hechas las placas de trabajo. La prensas de moneda imprimen 10.000 hojas por hora. Después de la impresión, los empleados inspeccionan el dinero para buscar defectos, luego lo vuelven a sobreimprimir con el sello de la Reserva Federal, el sello del Tesoro de Estados Unidos y con números de series. Las pilas de 100 hojas de billetes se cortan en unidades de una sola nota y se unen para formar un bloque de 40 unidades o 4.000 notas. El BEP ​​distribuye estos a los Bancos de la Reserva Federal.

Denominaciones

A partir de 2010, el BEP ​​imprime el dinero corriente de Estados Unidos en siete denominaciones. La nota de US$1 tiene un retrato de George Washington y el billete de US$2 tiene a Thomas Jefferson. Abraham Lincoln es representado en el billete de US$5. Alexander Hamilton está en el billete de US$10, Andrew Jackson está en el billete de US$20, Ulises S. Grant en el billete de US$50 y Benjamin Franklin se encuentra en el billete de US$100. Antes de 1969, el BEP también imprimía notas en denominaciones de US$500, US$1.000, US$5.000 y US$10.000. Se utilizan principalmente para la transferencia de pagos bancarios, pero con el avance de las tecnologías de transferencia más seguras, ya no eran necesarios. Sin embargo, los billetes más viejos siguen siendo moneda de curso legal. Desde diciembre 1934 hasta enero de 1935, el BEP ​​imprimió US$100.000 certificados de oro, pero éstos sólo fueron emitidos a los bancos y no al público en general.

Salvaguardias de falsificación

El dinero corriente de Estados Unidos incluye varias medidas de seguridad contra la falsificación. En el dinero impreso desde 1990, cada billete de denominaciones mayores a US$2 incluye un hilo de seguridad tejida. Este hilo tiene denominación del billete impreso en él. Los billetes también incluyen una microimpresión, que se puede leer con una lupa, pero es demasiado pequeña como para ser reproducida por una copiadora. Los billetes impresos desde 1996 incluyen una marca de agua y tintas ópticamente variables, que parecen cambiar de color cuando se ve desde diferentes ángulos. También incluyen patrones de impresión fina línea, retratos agrandados fuera del centro y una función de la baja visión, todo esto es difícil de ser reproducido por otro. El BEP ​​prueba constantemente nuevas características de seguridad y los pone en su lugar para estar un paso por delante de los falsificadores.

Dinero dañado

La Oficina de Gestión Financiera, que es parte de BEP, emplea a expertos que examinan los billetes dañados o mutilados para determinar si pueden o no ser restaurados. El dinero puede haberse mutilado por el fuego, daños por agua, daños químicos, daños causados ​​por animales o por estar enterrados mucho tiempo. Una persona en posesión de moneda dañada debe presentar con una solicitud al BEP para determinar si puede ser canjeado por su valor nominal. Una persona en posesión de billetes que sólo están sucios, desfigurados, mutilados o rotos, con más de la mitad de la nota restante deben cambiarlo en su banco local.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media