Información sobre las pelotas de ping-pong

Escrito por tom king | Traducido por eliana belen doria
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Información sobre las pelotas de ping-pong
¿Quíen sabía que las pelotas de ping-pong eran tan interesantes? (jeu de ping-pong image by Francis Lempérière from Fotolia.com)

Las pelotas de ping pong son pequeñas, ligeras y generalmente hechas de celuloide usadas ​​en los juegos de ping-pong o tenis de mesa. Vienen en varios tamaños, densidades y colores. Las pelotas reglamentadas vienen con una, dos o tres calificaciones de estrellas de calidad, un diámetro exacto, un peso y vuelo específico y características de rebote.

Otras personas están leyendo

Historia

Las primeras pelotas de ping-pong eran esferas de látex llenas de aire y usadas ​​en una variedad de juegos informales como el tufillo-whaff y el Gossima. En 1880, James Gibb inventó la pelota de celuloide de ping-pong hueca y moderna. En 1903, J. Jacques and Sons rebautizaron el Gossima, llamándolo ping-pong, iniziando un fanatismo por el juego que se extendió por Inglaterra y luego por el mundo. Las características de rebote y de vuelo más consistentes de las nuevas pelotas de celuloide permiten que el juego se convierta en un deporte legítimo basado en la habilidad y sin los caprichos de la pelota de látex más antigua e irregular.

Especificaciones

Las pelotas de ping-pong reglamentadas por normas internacionales deben pesar 2,7 gramos y tener un diámetro de 40 milímetros. Cuando se deja caer desde una altura de 30 cm sobre la mesa, la pelota de ping-pong debe rebotar con una altura de 23 centímetros. La pelota debe ser de color blanco o naranja, dependiendo de la elección del color de la tabla. Las pelotas reguladas deben tener una calidad nominal de tres estrellas.

Giros

La mayoría de las pelotas de ping-pong solían tener un diámetro de 38 milímetros hasta después de los Juegos Olímpicos, cuando las normas internacionales se cambiaron a favor de una pelota la más grande en el 2000. Esto se hizo para mejorar la visibilidad de las cámaras de televisión que seguían la competencia. La nueva pelota se introdujo por primera vez en el Campeonato Mundial de Tenis de Mesa 2003. La pelota más grande ralentizó el juego por lo que los espectadores podían seguir la pelota. El equipo chino, cuyos miembros habían desarrollado un estilo de juego rápido y ardiente, se quejó de que el cambio era discriminatorio para sus jugadores. La bola se ha mantenido en su tamaño estándar de 40 milímetros, aunque se han hecho serios intentos para aumentar el tamaño de la pelota a 44 milímetros.

Giros

Una pelota de ping-pong está llena de gas para mejorar el rebote, es de color blanco o naranja y tiene un acabado mate. Esto hace que la pelota sea más lenta y reduce la velocidad de centrifugado de la pelota más vieja de 38 milímetros. El acabado mate permite que la paleta de tenis de mesa pueda agarrar mejor la pelota. Un jugador experto puede aplicar una fuerza lateral a la pelota y hacer que gire a velocidades de hasta 9.000 revoluciones por minuto. Esta alta tasa de giro crea el denominado efecto Magnus, que hace que la bola de peso ligero realice curvas espectaculares en vuelo, agregando una dimensión para el juego que no es posible de otro modo.

Rebote

Las pelotas de ping-pong no se flexionan cuando golpean una superficie dura. La superficie golpeada absorbe gran parte de la energía limitando el rebote de la pelota, lo cuál hace que el ping pong sea un juego más jugable de lo que sería con una pelota más rápida con una capa flexible que se empuja al ser golpeada. Esta rigidez representa la tendencia de la bola de ping-pong de romperse cuando se la golpea muy duro. En las exposiciones de Smash Ping Pong los jugadores han golpeado pelotas a más de 112 kilómetros por hora con una bola de 38 milímetros.

Calidad

Todas las pelotas reglamentarias del ping-pong son clasificadas según su calidad, ya sea con una, dos o tres estrellas. Las tres estrellas es la calificación más alta y son las únicas pelotas utilizadas en la competición. Tienden a ser bastante más frágiles y sujetas a la rotura que las pelotas de una o dos estrellas, y muchos jugadores clasificados usan las pelotas de menor calidad para la práctica. Las pelotas de menor calidad también pueden tener algunas irregularidades que afectan a las cualidades de vuelo. Muchos jugadores creen que estas imperfecciones ayudan a desarrollar los tiempos de reacción más rápidos. Otros prefieren utilizar la misma pelota que utilizarán en la competición. El número de estrellas sólo ayuda a los compradores a elegir de manera más efectiva las características que más valoran en una pelota.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles