Cultura y ciencia

Información para preparar una despensa de comida de emergencia

Escrito por danielle odom | Traducido por maria gloria garcia menendez
Información para preparar una despensa de comida de emergencia

Almacena los alimentos para tu familia en caso de emergencia.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Una despensa bien surtida puede llevar a una familia a través de situaciones de emergencia a corto plazo, desastres, cortes de energía o dificultades financieras. Una despensa debe ser almacenada con un montón de alimentos básicos para las comidas, suficiente agua para todos en la familia y de alimentos con una vida útil larga. En caso de emergencia, tu familia tendría todo lo necesario para sostenerse durante un periodo de tiempo, hasta a seis meses. Comienza a almacenar tu despensa de emergencia comprando cosas en el supermercado cuando los precios estén en su punto más bajo.

Otras personas están leyendo

Agua

Crea un plan para almacenar y albergar agua de la vivienda para mantener a tu familia durante al menos una semana. Esto significa un galón (3,79 litros) por persona al día para beber y hasta cinco galones (19 litros) por persona por semana para cocinar y para la higiene personal. Cambia estas existencias cada seis meses para mantener el agua fresca. El agua debe mantenerse fuera del sol en una zona que se mantenga a una temperatura fresca constantemente. Almacena agua en botellas resistentes que estén limpias y etiquétalas claramente. Usa agua de otras fuentes como una piscina, agua del tanque del inodoro y agua de tu calentador de agua para la limpieza e higiene para alargar la vida de tu agua potable.

Mercancias secas

Almacena en tu despensa alimentos que no necesiten refrigeración y que tengan una vida útil extendida. Las latas de verduras, las carnes y las frutas tienen agua en el interior que puede ser utilizada en caso de emergencia y es suficiente para cocinar la comida. Planifica al menos una semana de alimentos por persona, en caso de que tus servicios públicos estén perturbados por un período prolongado de tiempo. Los alimentos enlatados no deberían ponerse malos durante al menos dos años. Pero la exposición prolongada al calor reduce y destruye incluso el valor nutricional de los alimentos. No sólo eso, sino que el sabor y la textura también se ven afectados. Guarda todas las mercancías secas o enlatadas lejos de la luz solar directa en un lugar fresco y seco. Las pastas y el arroz son excelentes para el almacenamiento a largo plazo pero deben almacenarse en recipientes herméticos para mantenerlos frescos y lejos de plagas domésticas.

Alimentos perecederos

Los alimentos perecederos no deben almacenarse para uso a largo plazo. Estos alimentos, como frutas, verduras y productos lácteos, sólo deben comprarse en cantidades pequeñas y comerse antes de la fecha de vencimiento. Otros artículos, como el pastel, los alimentos infantiles, las cajas de zumo y la mantequilla de cacahuete, se pueden comprar a granel y mantenerse en una reserva a corto plazo. Si estas son cosas que se utilizan a menudo en tu casa, cómpralas en suministros de dos a tres meses y cámbialos para mantener todo fresco.

Rotación

La rotación es una de las herramientas más importantes para la construcción de una reserva. En caso de emergencia, utiliza alimentos que se encuentran en tu refrigerador y congelador antes de excavar en tus arsenales. Cada vez que visites la tienda de comestibles, almacena tus estantes todos los días de la reserva y sustitúyelos por artículos frescos de la tienda. Esto asegura que nada se ponga malo antes de tener una oportunidad de usarlo. Siempre revisa las fechas de caducidad para garantizar que los elementos en la parte posterior caducan más tarde.

Artículos no comestibles

Hay algunos elementos que son buenos para la acción en caso de una emergencia. Estos artículos no alimenticios pueden hacer tu vida más fácil y permitir preparar la comida que se guarda en tu despensa. Se trata de linternas con pilas de repuesto o linternas de manivela, velas, fósforos, relojes de cuerda, abrelatas manuales, calentadores portátiles, hornillos de camping y combustible extra para estas estufas. Hasta que ocurra una emergencia, realmente no sabes lo que necesitarás. Sin embargo, una reserva básica proporciona alimentos, agua y luz para tu familia en el peor de los casos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media