Información sobre zapatos recomendados en casos de fascitis plantar

Escrito por melissa sandoval Google | Traducido por rocio pereira
Información sobre zapatos recomendados en casos de fascitis plantar

Un buen zapato puede hacer la diferencia.

runner girl image by jimcox40 from Fotolia.com

La fascitis plantar es una inflamación en la banda de tejido conectivo que se extiende en la parte inferior del pie y es una causa común del dolor de talón. Un zapato apropiado puede hacer una gran diferencia en cuanto a la comodidad y recuperación de la gente que padece fascitis plantar.

Otras personas están leyendo

Características

Un zapato para aquellos que padecen fascitis plantar debe tener un buen apoyo en el arco. Muchas personas con fascitis plantar tienen ya sea arcos bajos ("pie plano") o arcos altos. Los zapatos de atletismo generalmente especifican si han sido fabricados para pies con arcos normales, bajos o altos; y es importante comprar el tipo apropiado para tus pies. Una manera de saber si tus arcos son normales, bajos o altos es caminar con los pies mojados en una superficie plana, como el concreto y ver las huellas que dejas (ver Bibliografía para prueba de arco). Un buen zapato también tendrá una suela lo suficientemente firme. Un zapato que sea muy "flexible" en la parte inferior, como la mayoría de las chancletas, no proporciona un buen apoyo para el pie. Además, el pie zapato debe doblarse en la puntera del pie. Puedes encontrar las fotos de "prueba de flexión del zapato" en Drpribut.com. Los zapatos de taco muy alto son una mala opción para todos los tipos de pies. Sostienen el pie en una posición muy poco natural y le impiden su movimiento normal. La gente que padece de fascitis plantar debería usar zapatos con poco o sin taco. Para los corredores en particular, el zapato adecuado necesita tener la cantidad apropiada de control de estabilidad. Cuando caminas o corres, tu pie atraviesa por un movimiento normal llamado pronación. La pronación es el "enrollamiento" del pie para adentro hacia el arco que sucede a medida que el peso va del talón del pie al dedo. Mucha gente tiene fascitis plantar con sobre-pronación; es decir, que el pie se enrolla demasiado hacia adentro. Los zapatos para correr generalmente se clasifican por grado de control de estabilidad (bajo, medio o alto). Los zapatos con bajo control de estabilidad son una mala opción para gente que sufre de sobre-pronación.

Ideas Falsas

No existen un solo zapato que funcione para todos los que tienen este desorden. Los corredores pueden ir a tiendas conocidas de zapatos para correr y encontrar ayuda a la hora de elegir el calzado correcto. Ver el desgaste de tus viejos zapatos también te dará información acerca de los arcos y el movimiento de tus pies (ver Bibliografía abajo para instrucciones). Si eres un corredor, lleva un viejo par de zapatos cuando visites la tienda para comprar unos nuevos. También debes llevar las medias que planeas utilizar cuando corras o cualquier plantilla ortopédica que planees utilizar. Todo esto puede ayudarte a elegir un nuevo par de zapatos para correr.

Prevención/Solución

Es importante prestar atención a cualquier dolor que tengas en el pie, de tal forma que puedas identificar a tiempo la fascitis plantar. Si siempre te duelen los talones en la mañana después de correr, quizá necesites disminuir el kilometraje o cambiar de zapatos. Si eres corredor, asegúrate de estirarte bien regularmente. Los corredores son propensos a tener poca flexibilidad en la parte trasera de sus piernas si no estiran la pantorrilla y los tendones en forma correcta; y esta rigidez puede derivar en una fascitis plantar. También existen tablillas que usan una correa entre los dedos y la canilla superior para estirar con delicadeza la fascia plantar mientras duermes. (ve a www.aafp.org/afp/20010201/467.html para encontrar algunos estiramientos).

Factores importantes

Hasta el mejor par de zapatos dejará de funcionar si los usas mucho tiempo. La vida útil de un par de zapatos es de entre 350 y 550 millas (563,2 y 885,1 km). Llevar una bitácora de marcha te ayudará a saber cuando es hora de comprar un nuevo par. Algunas personas usan artículos ortopédicos de venta libre que dan apoyo al arco y amortiguan el pie. Estas piezas se consiguen en la mayoría de las farmacias. También es importante comprar el zapato apropiado para la actividad que desempeñas. Los corredores deberían usar zapatos para correr y deberían tener en cuenta el terreno en el entrenan; pues el concreto o los senderos de corteza de madera son superficies muy distintas. También asegúrate de usar unas buenas medias y de atar correctamente tus zapatos.

Opinión de expertos

Si usas unos nuevos zapatos en combinación con ejercicios de estiramiento y tratamientos caseros como hielo y anti-inflamatorios, pero continúas teniendo dolor de talón, quizá necesites consultar a un experto. Un podólogo puede diagnosticar cualquier problema con tu modo de andar (la manera en la que caminas) y puede detectar cualquier falla física que puedas tener, como por ejemplo, tener una pierna más larga que la otra. Un podólogo puede hacerte artefactos ortopédicos a tu medida para que los utilices y puedas corregir estos problemas. El médico también puede aconsejarte acerca de algunos ejercicios de estiramiento que deberías hacer.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media