Cómo inhalar por la nariz y exhalar por la boca

Escrito por jill leviticus | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo inhalar por la nariz y exhalar por la boca
Las técnicas de respiración profunda pueden ayudar a reducir el estrés. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Aprender técnicas de respiración profunda pueden ayudarte a reducir el estrés y la fatiga e incrementar tu resistencia durante la actividad o ejercicio. También puede ser útil para mejorar la circulación en tu sistema linfático, la red que transporta células que luchan contra la infección en todo tu cuerpo. Si todavía no has inhalado por la nariz y exhalado por la boca, puede que te parezca que se necesita un poco de práctica para aprenderlo. Con el tiempo, este estilo de respiración te resultará natural.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Siéntate en una silla cómoda o en el piso. Ponte derecho. Será más sencillo inhalar profundamente si mantienes erecta la columna.

  2. 2

    Exhala una vez por la boca, antes de comenzar los ejercicios de respiración profunda.

  3. 3

    Coloca una mano sobre tu abdomen y la otra en la parte superior de tu pecho.

  4. 4

    Inhala y fíjate cómo sube la mano de tu abdomen cuando inspiras profundamente. Mantén la boca cerrada mientras inhalas. Si la mano que está sobre tu pecho se levanta, no estás inspirando lo suficientemente profundo.

  5. 5

    Sostén la respiración durante 7 segundos, o durante el tiempo que te resulte cómodo. Exhala lentamente por la boca, apretando tus músculos abdominales mientras exhalas. Deja que el aire gradualmente se vaya de tus pulmones en lugar de soltarlo en una exhalación rápida.

  6. 6

    Repite el ejercicio tres o cuatro veces.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de que la mano sobre tu abdomen se eleva cuando inhalas, y no la mano sobre tu pecho. Cuando la mano en tu abdomen se levanta, esto indica que tu diafragma está enviando aire a la base de los pulmones, según la American Student Medical Association. El diafragma es un músculo ubicado debajo de los pulmones que ayuda a mover el oxígeno dentro y fuera de los pulmones.
  • Si te resulta difícil respirar estando sentado, prueba acostado. Mantén tu cuerpo relajado mientras respiras.
  • Al exhalar, relaja tu boca y tu mandíbula. Si estás usando la respiración profunda para liberar el estrés, imagina que toda tensión que sientes se va de tu cuerpo cuando exhalas.
  • Trata de respirar profundamente si estás atravesando una situación que ocasiona estrés o ansiedad. Concentrarte en tu respiración puede ayudarte a sentirte más tranquilo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles