Cómo iniciar una dieta sensorial con un niño autista

Escrito por melissa hincha-ownby | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo iniciar una dieta sensorial con un niño autista
(modelling clay image by FotoWorx from Fotolia.com)

Muchos niños con un trastorno del espectro autista también tienen problemas con la integración sensorial. Algunos niños son evasores sensoriales y los sonidos fuertes, los toques de luz y las luces brillantes pueden causarles molestias. Otros niños son buscadores sensoriales y anhelan la presión profunda y otros tipos de estímulos sensoriales. Ya sea que tu hijo sea un evasor o un buscador, iniciar una dieta sensorial puede ayudar a regular su sistema sensitivo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Almohadas grandes
  • Colchoneta de espuma o puf
  • Cesta de lavandería
  • Plastilina para niños
  • Bolas
  • Crema de afeitar, gel y espuma

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca una colchoneta de espuma o puf en el suelo y rodéalo con muchas almohadas grandes. Bajo tu supervisión, deja que tu hijo salte a la colchoneta o al puf, que aterrice en sus pies, rodillas o con las piernas cruzadas. Dependiendo del nivel de comodidad del niño, es posible que él quiera también caer en la espuma. Este choque proporciona al niño un importante estímulo propioceptivo y es una actividad común incluida en muchas dietas sensoriales.

  2. 2

    Llena una cesta de lavandería vacía con artículos para hacerla más pesada. Para un niño más pequeño, llénala con juguetes. Para un niño más grande, puedes poner detergente de lavandería o algo un poco más pesado en ella. Una vez que la cesta de lavandería esté llena con el peso suficiente para proporcionarle resistencia al niño, anímalo a que empuje la cesta. Algunos niños están más inclinados a empujar la cesta de un punto A a un punto B. Empujar una cesta de lavandería pesada se le llama trabajo pesado y es una parte importante en la dieta sensorial de cualquier niño.

  3. 3

    Elige una plastilina del color favorito de tu hijo y mezcla las bolas en ella. Muchos de los niños que son evasores son defensivos al tacto, así que es posible que no les guste la sensación de la plastilina en sus manos. Al elegir su color favorito, el niño estará más inclinado a jugar con la plastilina. Implementar una forma de estímulo táctil es parte integral de una dieta sensorial. Al mezclar la plastilina con las bolas, el niño experimentará múltiples sensaciones táctiles durante una sola actividad. Anima al niño a que continúe jugando con la plastilina al pedirle que encuentre bolas de una forma o color en particular dentro de la misma.

  4. 4

    Rocía crema de afeitar en una superficie suave y limpia, y haz que tu hijo dibuje imágenes en la crema. Las diferentes texturas son importantes cuando se crea una dieta sensorial para tu hijo. Experimenta con crema de afeitar, gel o espuma.

Consejos y advertencias

  • Ve al ritmo de tu hijo cuando se le dificulte algún paso. Algunos niños pueden ser muy resistentes a una actividad al comienzo. Trata de hacer de esta dieta sensorial una actividad divertida para tu hijo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles