Cómo iniciar un pequeño negocio de manicura y pedicura

Escrito por christina hamlett | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo iniciar un pequeño negocio de manicura y pedicura
Cómo iniciar tu propio negocio de manicura y pedicura. (Photo by Christina Hamlett)

Tanto si has obtenido tu licencia en cosmetología o si estás buscando un nuevo desafío después de años de rentar un puesto en el salón de alguien, la gestión de tu propio salón de arreglo de uñas puede ser la salida.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Investiga tu competencia. En las grandes ciudades, por ejemplo, claramente no faltan negocios de manicura y pedicura en los centros comerciales, salones de belleza y hoteles lujosos. Por otro lado, en una ciudad pequeña o una comunidad rural puede no haber ninguno. No obstante, esto último no necesariamente es una invitación para iniciar uno, en especial si la economía del pueblo es poco prometedora, y los gastos en servicios de belleza son considerados frívolos.

  2. 2

    Identifica tu clientela. Si vives cerca de un campus universitario, por ejemplo, tu base principal de clientes serán estudiantes. En cambio, una comunidad de retirados atraerá clientes más grandes a tu puerta. Ambas poblaciones buscarán un salón que ofrezca precios más bajos que se acomoden a sus respectivos presupuestos. Al mismo tiempo, las damas mayores a menudo consideran a los salones como un lugar de esparcimiento para arreglarse y un lugar social para ponerse al día con los chismes. En las zonas metropolitanas, tu clientela probablemente esté comprendida de mujeres que trabajan que tienen un ingreso más ilimitado, tienen poco tiempo y no necesariamente viven en el centro de la ciudad o pasan tiempo allí los fines de semana. Estas clientas serán más atraídas por los servicios de salón semanales a los que puedan acceder (rápidamente) a primera hora de la mañana, durante su hora del almuerzo o inmediatamente después del trabajo.

  3. 3

    Identifica un aspecto de tu salón de arreglo de uñas que te distinga de la competencia. Tal vez sea que fuiste manicura de las estrellas. Puede que hagas los mejores cafés. Quizás siervas a tus clientas que salen del trabajo una copa fría de champaña. Y no olvides que el estacionamiento conveniente es importante cunado las personas deciden a qué salón ir; puedes tener el más bonito estudio del planeta pero, si no hay lugar para estacionar, no vas a hacer muchos negocios.

  4. 4

    Escribe tu plan de negocios para el salón. Este debe abordar cómo planificar las finanzas de tu negocio (como la compra o renta de una tienda, el equipamiento del salón, los productos, el seguro), personal, horas de trabajo, tarifas y marketing. Cuanto más meticuloso y realista sea tu plan de negocios, más probabilidades tendrás de obtener ayuda financiera de tu banco. El sitio web de la Administración de pequeñas Empresas (Ve en Recursos) te proporciona los pasos para obtener una licencia de negocios, registrar el nombre de tu salón en la Secretaría de de Ofician Estatal y obtener el número de identificación para el pago de impuestos.

  5. 5

    Escoge un lugar que sea de fácil acceso en términos de estacionamiento y proximidad con los transportes públicos. El lugar que escojas también debe estimular a la clientela de a pie (por ejemplo, si está al final de un callejón o ubicado al final de un trayecto de escaleras, es probable que los clientes lo pasen de largo). Si decides operar el salón desde tu casa sólo por citas, necesitarás asegurarte de que tu dirección esté en una zona comercial y tener una entrada separada para los clientes. Si quieres evitar los costos elevados de tener una tienda real, considera proporcionar un servicio móvil en el cual te traslades a la casa u oficina del cliente. Nota: Una operación móvil es más factible para los servicios de manicura que los de pedicura.

  6. 6

    Corre la voz. Comienza diciendo a tus amigos y vecinos que abrirás un negocio. Coloca avisos semanales en los periódicos del vecindario. Establece relaciones con los dueños de negocios cercanos al tuyo y ofrece a sus empleados un descuento inicial. Coloca volantes en las pizarras de anuncios de los supermercados. Preséntate en la administración de los complejos de apartamentos cercanos; muchos de ellos publican boletines informativos mensuales o trimestrales para sus inquilinos y pueden incluir un anuncio para ti.

Consejos y advertencias

  • Lleva tus tarjetas de negocios donde quiera que vayas.
  • Considera hacer volantes o cupones de descuentos de presentación y pregunta si puedes dejar algunos en los comercios del vecindario.
  • Ofrece incentivos para los clientes frecuentes (por ejemplo, un esmaltado gratis cada 10 visitas) o descuentos si dan referencias a sus amigos y compañeros de trabajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles