Cómo iniciar mi propio negocio y comprar en grandes cantidades

Escrito por samantha hanly | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo iniciar mi propio negocio y comprar en grandes cantidades
(wrap image by Allyson Ricketts from Fotolia.com)

Muchos emprendedores compran artículos en grandes cantidades para revenderlos al público. Si eres un conocedor de determinado artículo, con el tiempo puedes desarrollar clientes. Por ejemplo, digamos que una mamá conoce mucho acerca de qué pañales son mejores; entonces, con ese conocimiento puede empezar su propio negocio vendiéndolos a otras familias. Alguien con conocimientos de arte puede saber qué artículos son buenos para determinados proyectos artísticos. Con sólo conseguir las licencias apropiadas, puedes comenzar un pequeño negocio, comprar al por mayor y revender al público.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Licencia comercial
  • Licencia de reventa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Obtén una licencia comercial en las oficinas de tu pueblo o ciudad. Prepárate para explicar qué tipo de negocio estás iniciando, completar formularios y pagar un arancel. Las licencias deben renovarse periódicamente, por lo general en forma anual, mientras continúes en el negocio.

  2. 2

    Obtén una licencia de reventa otorgada por el estado en que resides y planeas llevar a cabo los negocios. Debes presentar tu licencia comercial para poder recibirla, y te permitirá comprar mercaderías en grandes cantidades sin pagar impuesto a las ventas y venderlas al público.

  3. 3

    Ponte en contacto con proveedores mayoristas de los artículos que deseas comprar. Por ejemplo, si quieres comprar zapatos a precios mayoristas y revenderlos al público a través de remates en línea, comunícate o escribe a un distribuidor mayorista de zapatos. Infórmale tu número de licencia de reventa y realiza tu pedido.

  4. 4

    Establece los precios sumando todos los costos que te genera conseguir la mercadería. Siguiendo con el ejemplo de los zapatos, estos costos no sólo incluirán el precio, sino también el traslado, las llamadas de larga distancia al distribuidor, almacenaje y depósito, y demás costos asociados con el manejo de un negocio. Algunos comerciantes pequeños agregan una pequeña suma por el tiempo que le dedican. Calcula el doble de estos costos para llegar a un precio de venta. Observa los precios de tus competidores. Piensa si podrías afrontar un precio menor al de ellos.

Consejos y advertencias

  • Cualesquiera sean las mercaderías que compres en grandes cantidades para revender, deberás realizar previamente una pequeña investigación para informarte acerca de qué es lo que se vende mejor y a qué precios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles