DESCUBRIR
×

Cómo injertar orquídeas en los árboles

Se llama injerto a la unión de la parte viva de una planta en otra. Luego de que estas partes vivas se juntan, ambos especímenes conviven y se complementan perfectamente. Sin embargo, no es tan sencillo como parece ya que para que el injerto de una planta en otra se lleve a cabo exitosamente, hay que tener en cuenta ciertos aspectos que son fundamentales para que esto ocurra. Con un poco de paciencia y realizando cada paso adecuadamente, lograrás llevar a cabo el injerto sin dificultades.

Instrucciones

Medioimages/Photodisc/Valueline/Getty Images

    Instrucciones

  1. Toma un cuchillo bien afilado y realiza un corte vertical en el patrón del injerto que no es otra cosa que la rama del árbol donde quieras colocar el tallo de orquídeas. Procura hacer un corte limpio con el cuchillo y sin vacilar para que no queden astillas y el injerto sea exitoso.

    Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
  2. Realiza un corte limpio y preciso también en los laterales de la rama de orquídeas que vas a injertar en el árbol para que el cámbium, o tejido vegetal, de ambas partes puedan coincidir perfectamente. Cuanto mejor coincidan las partes intervinientes, más posibilidades tendrás de que el injerto sea bueno.

    Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images
  3. Introduce con mucho cuidado la rama de orquídeas en el patrón y asegúrate de que los tejidos vegetales coincidan bien. Luego, toma una cinta adhesiva y rodea la zona del injerto para que no se mueva y los tallos mantengan una correcta posición hasta que las partes se suelden adecuadamente.

    Viewstock/Photodisc/Getty Images
  4. Cubre con cera o con algún otro compuesto que sea adecuado y con una venda, todos aquellos lugares en los que la rama de orquídeas o el tronco del árbol puedan haber quedado descubiertos una vez realizado el injerto. Esto suele pasar cuando las ramas que se utilizan tienen distintos tamaños.

    Jeffrey Hamilton/Digital Vision/Getty Images
  5. Mantén el injerto atado durante algunos días hasta que ambas partes se suelden adecuadamente. Los tiempos y las particularidades de cada injerto pueden variar de un caso al otro de acuerdo a los brotes. Sin embargo, no debes mantener atadas las piezas por más de diez días o el injerto podría fracasar.

    Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Cinta adhesiva
  • Cera
  • Vendas