Cómo hacer un injerto de kiwi

Escrito por kristi waterworth Google | Traducido por mariela rebelo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un injerto de kiwi
El kiwi puede ser injertado de diferentes maneras. Aquí te detallamos las maneras más empleadas. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

El kiwi es una planta frutal que muestra una alta variabilidad cuando es cultivada a partir de una semilla. Los esquejes son regularmente injertados en portainjertos con el fin de lograr un crecimiento más uniforme y una fructificación predecible. Otras veces, los kiwis macho se injertan en las hembras para ahorrar espacio cuando se desean sólo una o dos vides. Los kiwis jóvenes injertados en portainjertos más a menudo se unen mediante un injerto del tipo látigo o azote. Sin embargo, si deseas unir un macho a una planta hembra o simplemente unir dos variedades distintas de kiwi al mismo portainjertos, un brote cortado en pequeñas porciones puede tener más éxito.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo filoso
  • Cinta para cubrir el injerto
  • Cinta de polietileno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Injerto de látigo o azote

  1. 1

    Selecciona un injerto y un portainjerto que no tengan más de1/2 pulgada (1,27 cm) de diámetro y que sean más o menos iguales en tamaño. Elige vástagos durante el período de latencia de los brotes del año anterior. Evita los vástagos fríos, dañados o congelados. Ata los vástagos de los esquejes del injerto y envuélvelos en una toalla de papel húmeda. Coloca el conjunto de vástagos en una bolsa de plástico en el refrigerador hasta que estés listo para realizar el injerto.

  2. 2

    Retira la parte inferior del vástago del injerto almacenado antes de proceder. Haz un corte en el extremo inferior del injerto que sea de aproximadamente 1 1/2 pulgadas (3,81 cm) de largo y en un ángulo agudo de aproximadamente 20 grados. Haz un corte correspondiente en la parte superior del portainjerto de manera tal que los dos lados cortados puedan ser colocados juntos firmemente.

  3. 3

    Coloca con cuidado los lados cortados juntos, de manera tal que las capas de cambium estén en contacto. Ten cuidado de no tocar los lados cortados para que no quede ningún residuo entre las dos piezas. Envuelve firmemente el injerto con cinta de manera que los bordes queden ligeramente superpuestos.

    Pequeño brote a partir de yemas terminales

  1. 1

    Selecciona un portainjertos con al menos un vástago de 1/2 pulgada (1,27 cm) de diámetro. Elige un injertos que sea más o menos del mismo diámetro que el portainjerto de la temporada de crecimiento actual. Corta esquejes que sean vigorosos y posean una yema terminal, dejando una sección de 1/2 pulgada (1,27 cm) de peciolo en la base. Recorta todas las hojas de la yemas.

  2. 2

    Retira todas las hojas, los brotes y las ramas de la parte inferior a 4-6 pulgadas (10,16 a 15,24 cm) del portainjerto. Haz un corte a unas 4 pulgadas (10,16 centímetros) de la tierra en el portainjertos que sea de 1/5 a 1/4 de la profundidad de los portainjerto y que no mida más de 1 1/2 pulgadas (3,81 cm) de largo. Corta el portainjerto de manera tal que haya un pequeño corte trasero para ayudar a sostener el injerto en su lugar. Corta la base de yemas de manera tal que se correspondan con el corte que hiciste el portainjerto.

  3. 3

    Coloca las yemas dentro del portainjerto. Haz coincidir el portainjerto con las yemas de la mejor manera posible, si los portainjertos y las yemas son de diferentes diámetros. Envuelve el injerto con cinta de polietileno, dejando la rama que sobresale del injerto al descubierto. Retira la cinta cuando la yema presente signos de crecimiento para evitar estrangulamiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles