Pasatiempos

Sobre los injertos de árboles de mango

Escrito por teri silver | Traducido por natalia manzelli
Sobre los injertos de árboles de mango

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Los mangos son frutas tropicales que crecen en climas cálidos. Los árboles maduros pueden vivir durante años, y aunque los brotes de un árbol se pueden acoplar a otro, el injerto –la fusión de tejidos diferentes vegetales o especies para crear uno nuevo- es otro método de propagación. El injerto se produce naturalmente cuando dos plantas rozan o crecen juntas. Sin embargo, los productores comerciales de mango y los aficionados pueden realizar injertos de material vegetal de árboles de mango saludables diferentes para fomentar la pareja perfecta.

Otras personas están leyendo

Injerto de empalme y látigo

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Los injertos de empalme y de "látigo y lengua" son métodos comunes usados en plantas pequeñas y jóvenes. Para "tejer" las dos piezas juntas, tanto el vástago como el rizoma deben ser del mismo diámetro. Corta a través del rizoma (el tallo principal de la planta) usando un cuchillo afilado, y luego desliza un vástago en un ángulo equivalente debajo de un brote de manera que las dos piezas "encajen". Los árboles más maduros pueden ser injertados en la corteza, en la cual se puede adherir varios vástagos en la misma área. Asegura las piezas con hilo de cera y luego envuelve una bolsa plástica embebida en agua alrededor del área. Este tipo de injertos funcionan mejor en el período de latencia; del invierno a la primavera temprana.

Injerto por hendidura

El injerto por hendidura es otra forma de unir las especies de árboles de fruta, tanto en los tallos principales como en los retoños. Corta dos piezas de vástagos de 6 pulgadas (15,24 cm) que entren en la abertura de 1/4 de pulgada (0,64 cm) en el rizoma, la planta principal. Usa una cuña y una maza para hacer una hendidura en el centro del rizoma. Una vez hecho esto, quita la primera y con una pinza inserta los vástagos a cada extremo de la abertura. Cada uno de estos debería tener cuatro brotes buenos; haz cortes en los lados. Pon las secciones de manera que tanto los rizomas como los vástagos hagan contacto directo. Cierra los rizomas sobre los vástagos y asegúralos con cera o pintura. Este procedimiento funciona mejor durante la temporada de latencia.

Injerto de corteza

Este procedimiento es similar al injerto por hendidura pero es hecho con rizomas más anchos (de 4 a 12 pulgadas de ancho que equivalen a 10,16 a 30,48 cm de diámetro). El injerto de corteza se realiza mejor en la primavera temprana, ya que la savia fluye y la corteza se separa más fácilmente de la madera. Corta tiras verticales de corteza e inserta un vástago cada 3 pulgadas (7,62 cm) alrededor del perímetro del rizoma. Clava el vástago al rizoma debajo de la corteza. Sella la madera expuesta con cera o pintura para injertos. Cuando los numerosos vástagos comiencen a crecer, mantén los más fuertes y sujeta los otros. Los árboles de mango nuevos creados por esta forma de injerto pueden precisar estar estaqueados por unos años.

Otros proceso de injerto

Hay otras maneras de injertar dos plantas que son adecuadas para los árboles de mango. El injerto llamado de chapa lateral o de yema con un rizoma plantado en maceta es un método popular para realizarse en los viveros comerciales. A los rizomas se los deja fuera durante los meses fríos de invierno y luego son llevados a los invernaderos donde las plantas son empalmadas. El vástago es ensamblado y luego asegurado al rizoma, al cual se lo ata y sella con cera para injertos. El injerto de silla se realiza en el invierno tardío usando rizomas y vástagos de igual medida. A la parte superior de los primeros se le da forma para que el vástago pueda acomodarse sobre este.

Los árboles de mango

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Los árboles de mango pueden producir frutos sin que suceda la polinización cruzada. Deben vivir en climas tropicales como los de Florida y California, ya que pueden entrar en latencia a los 40 grados Farenheit (4,44 grados Celsius) y morir o dañarse seriamente si baja a menos de 32 grados (0 grados Celsius). La fruta del mango crece al final de largos tallos, es ovalada o tiene la forma de una pera y puede pesar de 8 a 24 onzas (de 226,8 a 680,39 gramos). Los mangos maduros tienen la piel lisa y una pulpa ácida y jugosa que recuerda al sabor de los melocotones. Sin embargo, pueden diferir en sabor dependiendo de las semillas de las que se producen y del resultado del injerto.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media