Cómo instalar cierrapuertas hidráulicas comerciales

Escrito por emily beach | Traducido por daniela laura arjones
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Un cerrador de puerta es un dispositivo mecánico que se instala normalmente a lo largo de la parte superior de una puerta y del marco. Utiliza un mecanismo hidráulico a base de cerrar automáticamente la puerta cada vez que se abre. Estas unidades ofrecen muchas ventajas, sobre todo en los edificios comerciales. Al mantener la puerta cerrada herméticamente en todo momento, proporciona la seguridad de que la puerta es segura y no se ha dejado abierta. También ayuda a mejorar la eficiencia de energía mientras evita que el fuego y el humo se propaguen. Estos dispositivos pueden ser un reto para instalar, por lo que las herramientas adecuadas y la planificación son la clave para un trabajo de instalación exitoso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cerrador
  • Taladro
  • Llave Allen
  • Destornillador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige el tipo correcto de cerrador. La mayoría de los cerradores comerciales se eligen basándose en el tamaño y el peso de la puerta. Si compras una unidad que no sea lo suficientemente fuerte, no será capaz de cerrar la puerta de manera efectiva. Una unidad que es demasiado fuerte puede causar que la puerta se golpee o cierre demasiado rápido. Considera el tamaño y peso de tu puerta, incluidos los paneles o de acabado, antes de comprar un cerrador.

  2. 2

    Determina la apertura de la puerta. Permanece en el lado seguro de la puerta. Este es el lado donde se necesita una llave para entrar. En las puertas que no tienen llave, el lado seguro se suele considerar el lado del pasillo. Por ejemplo, la parte interna de una puerta que conduce a una sala de descanso de la oficina sería el lado de la puerta que mira hacia el pasillo. Desde el lado seguro, comprueba hacia dónde están las bisagras. Si van a la derecha, la puerta es derecha. Si las bisagras están a la izquierda, la puerta es zurda.

  3. 3

    Decide cómo vas a montar el cerrador. Un cerrador se puede montar en el lado de tirar la puerta (el lado donde tiras de la puerta hacia ti para abrirla) o el lado de empuje (el lado donde te gustaría empujar la puerta hacia afuera para abrirla). En aplicaciones comerciales, el montaje para tirar es el más común, y se conoce como brazo de montaje normal. Si deseas instalar la cerca en el lado de empuje, deberás usar una técnica de brazo paralelo de montaje. Algunos cerradores ofrecer una tercera opción conocida como la montaje de parte superior del marco, pero esta técnica rara vez se utiliza y debe ser evitada.

  4. 4

    Examina las plantillas de papel que vienen con el cerrador. Es probable que haya varias para trabajar con diferentes técnicas de montaje y apertura. Elige el correcto para tu trabajo sobre la base de las decisiones que tomaste en los pasos 2 y 3. Pega esta(s) plantilla(s) a la puerta y el marco, como se indica en la plantilla. Asegúrate de elegir la plantilla adecuada, ya que el cerrador no funcionará si se elige el equivocado.

  5. 5

    Ajusta la potencia del resorte en tu cerrador. Esto típicamente va de 1 a 6 en un cerrador comercial, y se fija generalmente en el nivel 3 por el fabricante. Consulta la tabla que viene con su cerrador para determinar la potencia adecuada en función de las necesidades de tu puerta. Ajusta la potencia girando la tuerca del resorte con una llave Allen. No gires la tuerca pasado el nivel 6, o por debajo del nivel 1, ya que podría romper los sellos hidráulicos en el interior y en la unidad.

  6. 6

    Instala el cuerpo del cerrador en la cara de la puerta en los lugares indicados en la plantilla. Usa los tornillos o pernos suministrados con la unidad, y los agujeros pre-perforados según sea necesario.

  7. 7

    Fija el brazo del cerrador a la cabeza del marco usando los lugares mostrados en la plantilla. Si utilizas un soporte de brazo paralelo, tendrás que instalar primero una placa gota (a veces llamado zapato o soporte de pie) en el marco. Entonces el brazo del cerrador se adhiere a esta placa en lugar de a la cara del marco. La mayoría de los cerradores vienen con este soporte. Si el tuyo no es, fíjate en la plantilla para ver qué soporte necesitas.

  8. 8

    Conecta las dos secciones del brazo del cerrador utilizando los tornillos incluidos o los sujetadores.

  9. 9

    Ajusta las velocidades de apertura y cierre. Para entender estos valores, abre la puerta completamente luego ciérrala. Suponiendo que la puerta se abra 180 grados, los primeros 165 a 170 grados de cierre son conocidos como el barrido de cierre. Los últimos 10 a 15 grados antes de que se cierren los pestillos de la puerta se conocen como barrido de pestillo. Gira la tuerca de cierre o tornillo de ajuste (marcado con una C o S) para hacer que la puerta cierre más rápido o más despacio. Gira la tuerca de cierre o tornillo (marcado con una L) para cambiar la velocidad de cierre. El cierre total y la velocidad del pestillo debería variar de tres a siete segundos.

  10. 10

    Coloca la tapa sobre el cuerpo del cerrador a mano para completar el proyecto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles