Cómo instalar un estudio fotográfico en casa

Escrito por christina hamlett | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo instalar un estudio fotográfico en casa

Si eres bueno para que la gente pose, consigues que se relajen, y tomas sus imágenes, no necesariamente tienes que alquilar un espacio de otra persona con el fin de poner en marcha tu propio estudio fotográfico. Una habitación libre bajo tu propio techo puede ser transformada con muy poco capital inicial en un negocio en casa que te permita trabajar tantas horas como quieras, añadir más accesorios y telones de fondo a medida que aumentan tus ingresos, y construir tu clientela por el boca a boca. Aquí encontrarás cómo empezar.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Habitación libre
  • Cortinas oscuras para las ventanas
  • Cámara digital
  • Trípode
  • Iluminación
  • Reflector
  • Silla (s)
  • Computadora
  • Acceso a Internet
  • Software de edición de fotos
  • Telón (es) de fondo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Identifica el espacio que vas a utilizar para tu estudio. Aunque el escenario ideal sería un cuarto libre con una puerta que pueda cerrarse para reducir las interrupciones de los miembros de la familia, también puedes instalar tu espacio de estudio en un extremo de la sala de estar o en una parte de tu garaje.

  2. 2

    Evalúa la situación de iluminación en el espacio elegido. Si hay una gran ventana o puertas francesas que se puedan utilizar para aprovechar la luz natural, eso será genial. (Si tienes un bonito jardín, puede que incluso quieras utilizarlo como un anexo al aire libre de tu estudio). Para una gran parte de tu trabajo al enfocar las cabezas, sin embargo, tienes que ser capaz de bloquear la luz no deseada. Esto se puede lograr instalando cortinas oscuras en las ventanas o - si el espacio está siendo utilizado para otra cosa cuando no es un estudio - utilizando un cartón o una cartulina negra temporal pegada con una cinta adhesiva sobre el vidrio.

  3. 3

    Decide lo que quieres hacer de telón de fondo. Una de las cosas más fáciles de hacer es comprar un par de hojas planas (tamaño doble es suficiente) en diferentes colores. Los tonos recomendados serían crema, gris, azul claro, rojo oscuro y azul marino. Estos se pueden poner fácilmente con chinchetas o, si lo prefieres, cuelga una barra de metal de la cortina en la pared que vas a utilizar para tomar las fotos y coloca las hojas en la parte superior, con pinzas para la ropa. Si tienes la suerte de tener un amigo o familiar que sea un artista, podrías invertir después para que pinten telones de fondo de lujo en la lona para ti. (Esto es asumiendo que también tienes un lugar para almacenar los productos terminados).

  4. 4

    Elige una silla o dos para tus temas, para que la gente se pueda sentar durante tus sesiones. Si no quieres que la silla esté visible en la imagen, usa un taburete.

  5. 5

    Reúne los accesorios adecuados para el tipo de fotografías que estás haciendo. Si vas a fotografiar niños, por ejemplo, querrás tener algunos animales de peluche o muñecas que puedan abrazar. Si tienes el presupuesto y el espacio para realizar fotografías clásicas y obtener retratos en sepia, tendrás que tener un armario lleno de ropa de época, sombreros y accesorios para la gente que vas a fotografiar. Muchos fotógrafos que tienen sus propios estudios a menudo van a las ventas de garaje y a los mercados de pulgas para encontrar accesorios económicos.

  6. 6

    Consulta con las autoridades de zonificación de la ciudad para asegurarte de que tu propiedad está ubicada en una zona para uso comercial.

  7. 7

    Obtén una licencia comercial. La página web de la Administración de Pequeños Negocios te puede guiar e informar los pasos para convertirte en una entidad comercial con fines fiscales.

  8. 8

    Revisa tu póliza de seguros para asegurarte de que tienes una cobertura adecuada en el caso de que uno de tus clientes resulte lesionado, mientras está en tu propiedad. También necesitas asegurarte de que todo tu equipo está asegurado contra robo o daño.

Consejos y advertencias

  • Un pedazo grande de papel blanco con un soporte de cartón, puede servir como un reflector.
  • Nunca salgas de casa sin tus tarjetas de presentación. Nunca se sabe cuando existirá la oportunidad donde puedas hablar sobre tu trabajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles