Cómo instalar una piscina enterrada

Escrito por robert morello Google | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo instalar una piscina enterrada
Una piscina enterrada puede elevar el valor de tu propiedad. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Las piscinas enterradas son vistas por mucha gente como un lujo costoso que sólo puede ser instalado por profesionales. Sin embargo, una persona habilidosa puede hacerlo y a menor costo. Con un proyecto tan grande, el mejor método es dividirlo en etapas de tareas más básicas y manejables. Antes de comenzar, averigua cuáles son las leyes y ordenanzas locales para asegurarte de que esté permitido instalar una piscina.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cinta métrica
  • Estacas de madera
  • Pintura blanca en aerosol
  • Un marcador
  • Un poste largo
  • Equipo pesado para excavación (una retroexcavadora o topadora)
  • Pala
  • Un quebrador hidráulico de piedras
  • Una madera de 2 x 4 pulgadas (5 x 10 cm)
  • Un nivel
  • Rocas de drenaje
  • Un tubo de PVC
  • Grava
  • Barras de acero de 3/8" x 1/2" (0,95 x 1,2 cm)
  • Precintos de acero
  • Cemento gunitado
  • Una cuchara de albañil
  • Un fratacho
  • Una manguera de jardín
  • Un compactador de suelo
  • Un molde de espuma para cemento
  • Un sistema de filtración

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Dibuja un plano de la piscina que quieres construir. Indica el largo, ancho, profundidad y cualquier inclinación que quieras que tenga a lo largo del piso.

  2. 2

    Mide las dimensiones en el área donde planeas construir la piscina, usando la cinta métrica. Marca el perímetro de la misma con estacas o con pintura blanca en aerosol. Usa tu marcador y la cinta métrica para hacer marcas sobre el poste cada 1 pie (30 cm).

  3. 3

    Cava el hoyo en el que instalarás la piscina, usando una retroexcavadora con palas. Sigue los planos y usa estacas o pinturas para marcar el contorno de la piscina. Usa el poste medido para ir midiendo la profundidad del hoyo. Si hay rocas grandes o piedras, usa el quebrador para romperlas y luego retíralas con las manos. Después de haber cavado el hoyo, usa el nivel conectado a una madera de 2x4" (5 x 10 cm) y de 8 a 12 pies (2,4 a 3,6 m) de para revisar que la superficie haya quedado plana.

  4. 4

    Coloca una capa de rocas de 6 a 8 pulgadas (15 a 20 cm) de profundidad en el fondo del hoyo para que el exceso de agua circule hacia abajo, alejándose de la piscina, en vez de quedar sobre el cemento, lo cual eventualmente es perjudicial para el mismo.

  5. 5

    Elige un lugar donde colocar el filtro y las bombas. Asegúrate de que no sea cerca de tu casa ni de ninguna otra estructura importante que pueda ser vulnerable a la humedad. Asegúrate también de que el exceso de agua pueda drenar fácilmente. Coloca el equipo sobre una plataforma de cemento que tenga al menos 6 pulgadas (15 cm) de altura.

  6. 6

    Alinea el equipo de forma que la bomba desagote hacia el filtro y este hacia el calentador, si usas uno. Desde el calentador, las tuberías deberían terminar liberando agua limpia dentro de la pileta. Para la toma de agua sucia, las tuberías deberían ir desde el recolector de la piscina y los drenajes inferiores hacia la bomba donde comienza el proceso de limpieza y recirculación de agua. Sigue las instrucciones del fabricante para conectar correctamente cada componente del filtro y la bomba. Sistemas diferentes pueden requerir conexiones diferentes.

  7. 7

    Cava una muesca de 6 a 8 pulgadas (15 a 20 cm) desde la zona del filtro hasta la piscina, donde colocarás la tubería de drenaje. Usa un tubo de 2 pulgadas (5 cm) que vaya desde la bomba al borde de la pileta, donde estarán los recolectores. Una piscina grande requerirá al menos 5 drenajes en total, 3 recolectores y 2 drenajes de suelo. Los recolectores estarán sumergidos a media altura cuando todo esté listo.

  8. 8

    Instala una segunda línea desde la base del recolector hacia el centro del fondo de la piscina usando el mismo método de muesca. Usa tubos de 1,5 pulgadas (3,8 cm) que vayan desde el filtro o el calentador hacia la piscina, donde deberían quedar dentro de las paredes para liberar varios chorros. Conecta el recolector, el drenaje y los implementos para los chorros.

  9. 9

    Coloca una capa de grava en el fondo de la piscina, lo suficientemente gruesa para cubrir todos los tubos y estructuras y crear una superficie nivelada y uniforme sobre la cual instalar el hormigón.

  10. 10

    Instala las barras de acero en el fondo y en los costados de la piscina. Asegura las barras entre sí usando precintos de acero y realiza una conexión a tierra para evitar descargas eléctricas que puedan ser ocasionadas por el sistema de filtración.

  11. 11

    Rocía las paredes y el piso de la piscina con cemento gunitado, dejando un espesor de 1 pie (30 cm). Usa la cuchara de albañil y el fratacho para crear escalones y cualquier otra estructura que quieras que haya bajo el agua. Alisa toda la superficie para eliminar bordes desparejos y crear un lugar seguro. Moja continuamente el cemento con la manguera mientras se cura y solidifica. El proceso debería durar 48 horas, después de lo cual podrás pasar al siguiente paso.

  12. 12

    Llena los espacios que rodean la superficie de la piscina con la tierra que sacaste del hoyo. Presiona el suelo con el compactador. Usa el nivel y la madera para crear una superficie plana.

  13. 13

    Coloca barras de acero de 3/8" alrededor de los bordes de la pileta donde quieres que quede la terraza y el sendero. Coloca el molde de espuma alrededor de la barra para crear un enconfrado dentro del cual volcar el cemento. Mezcla y vuelca cemento de alta resistencia dentro del encofrado y deja que se seque. Retira el encofrado cuando el material se haya secado.

Consejos y advertencias

  • Las 3 tipos más comunes de piscinas enterradas son de hormigón, fibra de vidrio y las recubiertas con vinilo.
  • Las piscinas naturales se construyen para que combinen con el ambiente natural que las rodea y no están hechas de cemento y acero. Considera una opción natural si quieres tener un pequeño lago en vez de una piscina.
  • Siempre ten cuidado al trabajar con máquinas pesadas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles