Cómo instalar un turbo en un automóvil que no tenga uno

Escrito por francis walsh | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo instalar un turbo en un automóvil que no tenga uno
(Powerfitz)

En vez de recalentar el automóvil, invierte tu dinero para instalarle un turbo que le permita aumentar al máximo los caballos de fuerza. La gente que disfruta mejorando el rendimiento de sus propios automóviles o camiones llega a gastar hasta mil millones de dólares en arreglos para incrementar su potencia. Algunos productos deben combinarse con otros para sacar el mayor provecho; esto hace que sean aún más costosos. Puedes equipar vehículos antiguos con nuevas tecnologías para hacerlos más veloces y más económicos. El turbocompresor y el sistema de sobrealimentación para incrementar los caballos de fuerza han traído grandes beneficios en la mejora del rendimiento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Equipo de instalación del turbocompresor
  • Colector de escape para turbo
  • Sistema de refrigeración
  • Juego de llaves inglesas (abiertas y cerradas)
  • Trinquetes de 1/4 y 1/2 pulgadas (0,6 y 1,27 cm.)
  • Juegos de llaves de vaso de 1/4 y 1/2 pulgadas
  • Alicates de punta fina
  • Destornillador
  • Taladro y brocas
  • Llave y manija
  • Hoja de afeitar
  • Cadenas
  • Cinta eléctrica (retractilada)
  • Estropajo de fibra verde

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa un gato de piso hidráulico de 5 toneladas (5000 kg.) y cuatro gatos con pedestal para elevar el vehículo y que quede apoyado sobre los umbrales a al menos 18 pulgadas (45,72 cm.) del piso. Eleva un poco más uno de los extremos y coloca un gato debajo del riel de chasis. Baja un extremo y apóyalo sobre dos bases, luego repite el mismo procedimiento de elevar y bajar con el otro extremo. Siempre que apoyes el auto sobre gatos procura que el vehículo quede nivelado.

  2. 2

    Desconecta y saca el equipo que está en el espacio donde se colocará el turbo nuevo. Deben quitarse el aire acondicionado, los alternadores, las bombas de dirección y las poleas o instalarse en otro lado. Las mangueras y cables necesitan redireccionarse para que encajen como es debido y luzcan bien una vez instaladas. Para encargarte de estas tareas con más facilidad conviene hacer un mapa con las nuevas ubicaciones y tenerlas listas una vez que el turbo esté instalado.

  3. 3

    Primero instala un sistema de refrigeración en el auto. Los tanques de refrigeración con ventilador se colocan en el frente, la parte trasera, el fondo o debajo del radiador. Usa los soportes de montaje para que el sistema de refrigeración cuente siempre con un gran suministro de aire fresco. Mientras más frío y denso esté el aire que va desde el conducto de ventilación hasta el turbo, mejor será el rendimiento del turbo.

  4. 4

    Coloca filtros de alto flujo en los tubos de suministro que se conectan al sistema de refrigeración. Los tubos deberían conectarse en partes que permitan la entrada de aire. Las tecnologías de presas de aire pueden dirigir el aire hacia las entradas del sistema de refrigeración para mejorar su funcionamiento aún más. Los turbocompresores que no poseen un sistema de refrigeración corren el riesgo de sobrecalentarse y dañar la rueda del compresor dentro del artefacto.

  5. 5

    Quita la cabecera de escape y todas las tuberías en Y que incluya el catalizador. Aplica una capa de aceite penetrante en todos los ensambles viejos del escape por hasta 24 horas antes de quitarlos. Afloja los tornillos y las tuercas. Continúa aflojando todos los tornillos del equipo antes de quitarlo por completo. Las tuercas deberían sacarse una por una cuando ya estén todas flojas. Se recomienda quitar las cosas siguiendo un patrón en cruz para liberar las presiones acumuladas bajo estas obstrucciones.

  6. 6

    Limpia la superficie de la lumbrera de escape con una hoja de afeitar y un estropajo de fibra verde para quitar el sellador viejo sin dañar la superficie. Coloca la cabecera de escape del turbo sobre la junta y ajústala con los bulones. Atornilla manualmente todos los bulones para que queden firmes. Usa un trinquete de 1/2 pulgada y una llave inglesa para ajustar la cabecera de forma pareja aplicando una presión de hasta 65 libras (29,48 kg.). Revisa los tornillos una vez más y ajusta nuevamente, ejerciendo ahora una presión de 70 libras (31,75 kg.).

  7. 7

    Monta el turbocompresor nuevo sobre la salida de la cabecera de escape que está en la base. Debes usar 4 bulones para ajustar y aseguar el turbo. Los turbos vienen con o sin juntas; inserta una junta cuando así lo indiquen las instrucciones del fabricante. A veces es extremadamente difícil alcanzar los bulones en un modelo actualizado; tómate siempre el tiempo necesario para asegurarte que cada bulón esté ajustado con una presión de al menos 50 libras (22,67 kg.).

  8. 8

    Construye el bajante del turbo para encajar el sistema de escape con todos los conversores catalíticos incluídos. Encaja con firmeza la parte superior del bajante a la salida de escape del turbo y consigue ayuda para soldarla al resto del escape. Es muy raro que encuentres un bajante que se ajuste con facilidad a los rebordes. Investiga y encuentra la mejor alternativa para ese problema y prepárate para encajar el bajante dentro de la tubería de escape actual.

  9. 9

    Conecta la línea de suministro de combustible al turbo desde los interruptores ubicados en el bloque de cilindros debajo de las cabeceras. Usa una línea trenzada de combustible AN y conecta el otro extremo al puerto de suministro de combustible del turbo. Usa las llaves inglesas correctas para quitar el interruptor del motor y ajustar la línea de suministro de combustible en su lugar.

  10. 10

    Haz una línea de retorno de combustible que pueda encajarse en la superficie del lado frontal de la bandeja de transmisión ubicada en la bomba de sumidero. Asegura bien la línea de retorno en la bandeja de combustible. Haz todo lo posible para evitar que se metan limaduras metálicas en la bandeja. Los imanes y procedimientos de perforado adecuados ayudarán a impedir que estas limaduras entren a la bandeja. Conecta la línea de retorno desde el turbo a la bandeja de combustible.

  11. 11

    Conecta una manguera de vacío a la válvula de descarga del turbo. Esta válvula protege al turbo para que no se sobrecargue y también sirve de punto de entrada para obtener las lecturas del medidor. Usa empalmes en T para conectar la válvula de descarga y el sensor de presión a las líneas de la manguera de vacío. Instala el medidor frente al asiento del conductor y conéctalo al regulador interno de intensidad luminosa para el uso nocturno.

  12. 12

    Conecta la entrada de aire fresco del turbo al sistema de refrigeración con un destornillador y abrazaderas para mangueras. Usa una hoja de afeitar o una goma muy flexible y las abrazaderas para ajustar el tamaño de los tubos de aire del sistema de refrigeración y agregar más codos para que encaje correctamente. Conecta la salida del medidor de aire del turbo a una tubería o manguera que estén conectadas a las entradas del colector de escape del motor. Las abrazaderas para mangueras y demás materiales flexibles serán de mucha ayuda para encajar estas partes.

  13. 13

    Introduce un suministro de combustible auxiliar en el filtro de combustible ubicado cerca del tanque de gas. Usa la línea de combustibles T para el mantenimiento de las nuevas líneas de presión de la bomba de combustible. Para suministrar la cantidad de energía adecuada para el funcionamiento conecta una bomba auxiliar a las bombas ya instaladas. Para un suministro de combustible adicional se necesitará un regulador de combustible que pueda medir la presión combinada del combustible en la línea. Coloca el regulador sobre un soporte asegurado a una rueda del cortafuegos.

  14. 14

    Para culminar la instalación conecta los componentes auxiliares. Ajusta y asegura todas las bombas y poleas que se necesitan para el equipo de fábrica y envuélvelas con cinturones. Conecta una batería al sistema y enciende el motor. Ajusta el turbo para que el medidor alcance la potencia de 8 libras (3,62 kg.) que se requiere para obtener los mejores resultados.

Consejos y advertencias

  • Usa un protector de calor para todos los conectores insertados en el turbo y el colector de escape. Suelda las conexiones de la bomba de combustible para evitar fallas en el sistema. Mientras más presión tenga el medidor más presión tendrá el combustible. A medida que la presión aumente de las 8 a 12 libras (3,62 a 5,44 kg.), necesitarás retrasar la sincronización de ignición para que la mezcla de combustible/aire tenga un desempeño óptimo.
  • Las líneas de combustible que no producen combustible suficiente dentro y fuera del turbocompresor pueden llegar a dañar la rueda del compresor. Si la rueda gira demasiado rápido y se calienta, su desempeño deja de ser consistente y a veces el movimiento se retrasa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles