Cómo instalar una TV de pantalla plana en una pared de ladrillos

Escrito por robert vaux | Traducido por jorge de leon polanco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo instalar una TV de pantalla plana en una pared de ladrillos
Una pared de ladrillo es en realidad un muy buen lugar para instalar un televisor de pantalla plana. (Sean Gallup/Getty Images News/Getty Images)

Una pared de ladrillo es en realidad un muy buen lugar para instalar un televisor de pantalla plana. El ladrillo es más resistente y puede soportar más peso que una pared de yeso, por lo tanto el montaje será más seguro. La única dificultad es perforar los agujeros correctamente y disfrazar la presencia del cable de alimentación. Más allá de eso, el proceso se puede lograr con un poco de "saber como".

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gis o tiza
  • Nivel de carpintero
  • Taladro y broca para concreto
  • Anclas para montaje o taquetes
  • Montura para TV
  • Llave de tuercas
  • Destornillador
  • Algún tipo de acojinamiento (unas toallas, un edredón, etc.)
  • Televisión de pantalla pana
  • Tubos para cableado
  • Pegamento fuerte
  • Pintura en aerosol (si fuera necesario)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina la ubicación ideal para tu TV de pantalla plana. Debe colocarse de modo que puedas verla con comodidad al sentarte. Ten en cuenta todas las ventanas o fuentes de luz cercana que puedan causar reflejos y asegúrate de que tienes suficiente espacio entre el televisor y la ubicación desde donde vas a verla para hacerlo cómodamente. Los expertos sugieren que esté de 2 a 3 veces la longitud de la diagonal de la TV para la mejor experiencia visual. (Por lo tanto para un televisor de 40 pulgadas (1 m), debes sentarse entre 80 y 100 pulgadas (de 2 a 2,5 m) de distancia.

  2. 2

    Coloca la primera pieza de la montura en la pared en la que deseas que vaya la TV. Usa un nivel de carpintero para asegurarte de que está paralelo al suelo y luego usa un pedazo de tiza para señalar dónde tienen que ir los tornillos de montaje.

  3. 3

    Perfora los agujeros para los tornillos de montaje en las posiciones que haz marcado con un taladro y una broca para mampostería. Coloca los anclajes de montaje en los orificios para proporcionar un agarre más seguro. (El soporte para televisor puede venir con sus propias anclas para su uso. De lo contrario, utiliza anclas de montaje de plástico (taquetes) # 8 que deben soportar unas buenas 300 libras (136 kilogramos) cuando se montan en una pared de ladrillo).

  4. 4

    Monta la primera parte del montaje en su posición y fíjalo a la pared atornillando los pernos largos en los anclajes. Cuando hayas terminado, prueba el montaje dándole unos suaves tirones. No debe moverse en absoluto.

  5. 5

    Coloca algún acojinamiento en el suelo, unas toallas viejas o un edredón servirán, y coloca el televisor de pantalla plana encima, con la parte trasera hacia arriba.

  6. 6

    Atornilla la segunda pieza del montaje de la TV en la parte posterior del televisor. Debe tener unas carcasas que coincidan con las posiciones en las monturas. Revisa los tornillos para asegurarte de que la pieza de montaje no se resbale o se tambalea.

  7. 7

    Levanta la TV a la pared y colócala sobre la primera parte del soporte de pared. Las dos partes deben embonar. Asegúralas con el mecanismo de bloqueo proporcionado con el soporte. Vuelve a revisarlo cuando hayas terminado para asegurarte de que está correcto.

  8. 8

    Corre el cable de alimentación y los cables conductores a través de un tubo de cableado que iguale el tono de la pared de ladrillo, luego monta el tubo en la pared entre el televisor y el suelo. La mayoría de los tubos de cableado se puede pegar a la pared con adhesivo. Utiliza pegamento fuerte para aquellos que lo necesiten. Puedes comprar tubos de plástico o metal que imiten el color básico del ladrillo o utiliza pintura en aerosol para que coincida con el color exacto.

Consejos y advertencias

  • Si estás montando tu televisor sobre una chimenea, asegúrate de que la temperatura del fuego no dañe los componentes electrónicos. La mayoría de los televisores sólo deben utilizarse con temperaturas de 100 grados Fahrenheit (37,78 grados Celsius) o menos. Si la pared de ladrillo es más caliente que eso mientras haya fuego en la chimenea, considera mover el televisor a una ubicación diferente.
  • Cuando intentes instalar un televisor de pantalla plana, vale la pena tener un amigo fuerte que te ayude. Los televisores de pantalla plana pueden ser muy pesados ​​y son muy difíciles de mover y posicionar sin la ayuda de por lo menos dos personas que actúen conjuntamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles