Instrucciones para capas medievales

Escrito por rena rossner | Traducido por mariano salgueiro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Instrucciones para capas medievales
En la época medieval las capas eran comunes. (medieval soldier image by haemengine from Fotolia.com)

Hay muchos tipos diferentes de diseños de capas y mantos disponibles, y varían desde las capas de círculo sin costura, que son increíblemente fáciles de hacer, hasta las capas extremadamente elaboradas hechas a medida y a partir de muchas piezas de diversos materiales. Una capa medieval tradicional tiene un largo que llega hasta el piso y tiene una capucha adjunta o desmontable. Una capa medieval muy simple y sin capucha puede hacerse a partir de una sola pieza de material; esto se conoce como capa de círculo o semicírculo.

Otras personas están leyendo

Elige y corta tu tela

El terciopelo es una muy buena elección de tela para una capa medieval, y puede forrarse de raso, pero depende del tipo de efecto que quieres obtener. Una capa de viajero o campesino puede hacerse de lana y forrarse con lona. Elige dos piezas de tela para hacer una capa forrada. Mide desde la parte trasera de tu cuello hasta tus tobillos, o la longitud que quieres que tenga tu capa. Esta medida debería ser el ancho de tu tela. Dibuja una línea que marque el centro de tu tela y luego dibuja un semicírculo, con esa línea como el punto de referencia. Luego corta un semicírculo más pequeño para la línea del cuello. La línea que dibujaste debería bisecar este semicírculo más pequeño. Corta ambas piezas de tela.

Pega o cose los bordes

Si vas a hacer una capa forrada, entonces deberías pegar o coser los bordes de ambas piezas de tela juntas, con los lados derechos hacia arriba. Una pistola de pegamento caliente funciona bien para este cometido. Cose o pega todos los bordes juntos con excepción de la parte inferior de la capa. Gira la capa al revés y luego pega o cose las partes inferiores juntas, subiendo 1/4 de pulgada (0,6 cm) de ambas piezas de tela y escondiéndolos en la costura. Luego cose o pega el borde inferior para hacer el dobladillo.

Ajusta la capa

La capa puede ajustarse cosiendo un botón y haciendo su respectivo agujero o cosiendo o pegando dos piezas de cinta o cordón que puedan atarse en la zona del cuello. También puede ajustarse con un broche o pasador.

Agrega una capucha

Para agregar una capucha, todo lo que necesitas son dos rectángulos de tela. Mide desde la parte trasera de tu cabeza hasta la punta de tu nariz y agrega 5 pulgadas (12,7 cm). Luego dobla esta medida. Ésta será la longitud de tu rectángulo. Mide desde la parte superior de tu cabeza hasta la parte inferior de tu cuello para obtener el ancho de la tela. Corta un rectángulo de cada una de tus telas y cose las costuras juntas con los lados derechos mirando hacia arriba, dejando una costura abierta, como se hizo anteriormente. Gira la tela al revés y cierra la costura final subiendo doblando 1/4 de pulgada (0,6 cm) en los bordes para hacer el dobladillo. Dobla tu rectángulo por la mitad; el doblez es la parte trasera de tu capucha. Luego, cose un borde de la capucha mediante una costura recta para formar la parte superior de la capucha. Luego tienes que unir el borde superior de la capucha a la capa. Puedes coserla o pegarla, o agregar cuatro botones y hacer sus respectivos agujeros. De manera alternativa, puedes unir la capucha a la capa con tiritas de velcro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles