Instrucciones para hacer una carne a la plancha

Escrito por mark s. baker | Traducido por felipe builes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Instrucciones para hacer una carne a la plancha
Hacer una carne a la plancha carameliza el exterior mientras que deja los jugos en el interior. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La carne se puede cocinar de muchas formas diferentes, tantas como la cantidad de tipos de carne que existen. Se pueden asar en el horno, cortadas y salteadas, asadas y al sartén. Asar a la parrilla un filete es una forma popular de preparar carne, pero no todo el mundo tiene acceso a una parrilla, mientras que la mayoría de personas tienen acceso a una cacerola y a una fuente de calor. Hacer un filete a la plancha le da un bonito color en el exterior debido a la caramelización que, si se hace correctamente, permite que la carne esté tierna y jugosa por dentro. Hacer una carne a la plancha de forma correcta requiere un poco de preparación, buena sazón, una sartén caliente y un plan.

Otras personas están leyendo

Escoger y sazonar el filete correcto

El primer paso para hacer una carne a la plancha es decidir qué tipo de carne se va a hacer. Cortes como Nueva York Strip, Porterhouse y el filet mignon son buenas opciones porque son cortes relativamente magros. El ojo de bife y el Delmonicos también son buenas opciones, pero tienen más grasa y tienden a quemarse si no se cocinan adecuadamente. Elige un bistec que sea por lo menos de 1 pulgada (2,5 centímetros) de espesor. Deja el bistec por fuera alrededor de una hora para que quede a temperatura ambiente. Seca ambos lados de la carne con una toalla de papel (un filete seco se quema mejor que uno con superficies húmedas). Espolvorea generosamente con sal y pimienta u otros condimentos de tu elección.

Preparar la sartén

Selecciona una sartén para dorar la carne. Debe ser una olla de acero inoxidable o una sartén de hierro fundido, que sea lo suficientemente grande como para contener la carne fácilmente. Una cacerola de teflón no dejará la carne con un buen color. Precalienta la sartén a fuego alto por unos cinco minutos para que alcance alta temperatura. Si se utiliza una olla de acero inoxidable, cubre ligeramente con aceite vegetal en aerosol, esto ayudará a dar color y evitará que el filete se pegue a la sartén. Además, precalienta el horno a 550 °F (288 °C).

Cocción en la estufa

Coloca la carne en la sartén caliente con unas pinzas. Coloca la carne alejada de ti para evitar posibles salpicaduras. Utiliza las pinzas (nunca uses un tenedor, no debes perforar la superficie de la carne y provocar que los jugos salgan de la carne; esto dará lugar a una carne seca) y mueve ligeramente la carne alrededor de la sartén para asegurarte de que no se pegue. Después de unos tres minutos, da la vuelta al filete, una vez más alejado de tu cuerpo; y dora durante otros tres minutos. Voltea la carne de nuevo.

Terminar el filete en el horno

Usando un guante de cocina, extrae la sartén del fuego y apágalo. Coloca la sartén en el horno caliente. Retira la sartén con un guante de cocina después de cinco minutos si deseas que la carne esté término casi crudo (roja en el centro), después de siete minutos, si quieres que quede término medio (rojo pálido en el centro), o 10 minutos si quieres que quede bien hecha (rosa a marrón en el centro). Penetra ligeramente la carne con un termómetro de lectura instantánea para comprobar la temperatura. Deja la carne en el horno durante un par de minutos de ser necesario. Retira la sartén y llévala de nuevo en la estufa. Apaga el horno. Retira la carne de la sartén y colócala en un plato. Deja la carne en reposo durante al menos cinco minutos para permitir que los jugos se redistribuyan en la carne.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles