Instrucciones para hacer conservas de carne caseras

Escrito por contributing writer | Traducido por mary lascano

Las conservas de carne para almacenamiento a largo plazo son una alternativa fiable en vez de la congelación. Son ideales para carnes magras, cortes de alta calidad de carne (incluso piezas con hueso), el enlatado asegura que siempre tendrás un ingrediente clave para una comida casera disponible sin la existencias de un congelador. El proceso de envasado es relativamente fácil, pero deben seguirse estrictas precauciones de seguridad.

Otras personas están leyendo

Preparación y seguridad

Antes de empezar a enlatar, invierte en una envasadora a presión y jarros estilo Mason. Una envasadora a presión es un recipiente sellado que eleva la temperatura a la que hierve el agua mediante el aumento de la presión interna. El punto de ebullición normal del agua es de 212 grados F (100 grados Celcius aunque varía ligeramente por altitud). Las carnes de ternera y otras debe ser calentadas a 240 grados con el fin de evitar que las bacterias tales como botulínica (la causa del botulismo) contamine la jarra. Un tarro de Masón es un recipiente de vidrio resistente diseñado específicamente para la industria conservera. El frasco viene con una tapa de dos partes, que consta de un disco plano y un anillo de rosca. El anillo mantiene el disco en su lugar y crea un sello. Lava cada frasco con agua caliente y jabón antes de usar, comprueba si hay grietas, y siempre elige un tamaño lo suficientemente grande como para contener la cantidad de carne que quieres colocar. En general, puedes encontrar tarros de litro y cuartos de galón.

Conservas

Los mejores métodos para cocinar la carne para conserva son dorar, asar o guisar. Corta la carne cocida en cubos, tiras o trozos, según la preferencia. La carne molida debe ser formada en hamburguesas para que se puedan apilar en el interior del frasco de conservas. También puedes añadir agua, caldo, o cualquier goteo de la carne de vacuno. Llena herméticamente y deja aproximadamente 1 pulgada de espacio en el borde de la jarra. Para eliminar las burbujas de aire que puedan haberse formado, inserta una espátula de plástico o caucho (no metal) en el recipiente y pásala a lo largo de los lados. Si estás enlatando carne cruda, sin embargo, no aprietes fuertemente el frasco. Extiende la carne libremente y golpea la parte inferior de la jarra con la palma después de la adición de cada pieza. Consulta el manual del propietario para obtener instrucciones específicas de tu conservero y para determinar la configuración adecuada para su altura. Llena el conservero, con una pequeña cantidad de agua (al menos 2 pulgadas o 5,08 cm), coloca el frasco o los frascos en el interior con un levantador de frasco y asegura la tapa. Cocina los frascos pequeños durante al menos 75 minutos y los de cuartos de galón por 90. Durante la cocción, la olla sólo debe liberar vapor de la válvula de descompresión en la tapa. Los chorros de vapor de otras partes de la olla indican un sello imperfecto o una fuga. Después de que el tiempo mínimo de cocción ha transcurrido, retira la olla de la fuente de calor y deja reposar por lo menos 10 minutos para que se pueda despresurizar. Los envasadores mayores pueden requerir hasta 45 minutos. Retira con cuidado los frascos calientes y ponlos sobre un paño o una rejilla. No los dejes en un lugar fresco o en cualquier lugar con un proyecto de una caída repentina de la temperatura, ya que puede romper el vidrio. Déjalos durante la noche o durante un máximo de 24 horas. Después, comprueba que la tapa esté bien sellada por la inclinación del frasco. Si se filtra, o comienzan a formarse burbujas en el interior, el frasco no es seguro para su almacenamiento. Otra prueba consiste en presionar hacia abajo la tapa con el dedo. Si no se mueve, entonces el sello es probablemente bueno. Los sellos fallidos se puede remediar mediante la sustitución de la jarra (el problema pueden ser pequeñas grietas o muescas en el labio) y/o la tapa y repitiendo el proceso de cocción a presión dentro de las 24 horas. Rotula claramente cada frasco, identificando el contenido y la fecha de envasado. Almacena en un lugar fresco y seco.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media