Instrucciones para los hornos de ladrillos

Escrito por stephanie crumley hill | Traducido por daniel cardona
Instrucciones para los hornos de ladrillos

Si te gusta la pizza o el pan hecho en horno de ladrillo, probablemente te preguntes si necesitas el dinero y el espacio para comprar un horno de ladrillo comercial para replicar la experiencia en casa.

Si te gusta la pizza o el pan hecho en horno de ladrillo, probablemente te preguntes si necesitas el dinero y el espacio para comprar un horno de ladrillo comercial para replicar la experiencia en casa. Aunque podrías comprar un horno de ladrillo comercial para tu hogar, también puedes construir uno. Para construir un horno de ladrillos, puedes comprar tus propios materiales y seguir un patrón de compras o adquirir elementos listos para instalar. Lo fundamental para el proyecto es la comprensión de cómo funcionan los hornos de ladrillo.

Otras personas están leyendo

Cómo funciona un horno de ladrillo

Pocos de nosotros hemos cocinado en un horno de ladrillo. Estamos acostumbrados a los hornos modernos donde seleccionamos la temperatura, colocamos los alimentos en el interior, esperamos el momento adecuado y luego comemos nuestra comida casera. Un horno de ladrillo funciona de manera diferente. Un horno de ladrillo requiere mucho más tiempo para precalentarse antes de su uso, a menudo tanto como dos a tres horas. Esto es debido a que las paredes del horno de ladrillo son muy gruesas y equilibran la necesidad de la retención de calor máxima en contra de la cantidad de tiempo necesario para el precalentamiento. El tiempo de precalentamiento se recompensa con un horno que es mucho más caliente que el horno casero: La mayoría de los hornos caseros tienen una temperatura máxima de 500 grados Fahrenheit (260 grados Celsius), mientras que los hornos de ladrillo alcanzan rutinariamente temperaturas de entre 600 y 1.000 grados Fahrenheit (315 y 537 grados Celsius). El intenso calor seco de un horno de ladrillo tiene un efecto muy diferente en la comida.

Circulación de aire

Un horno de ladrillo consta de una cámara de cocción con un conducto de evacuación cerca de la parte delantera. El conducto o chimenea permite que el aire caliente se escape durante la cocción. Cuando enciendes el horno de ladrillo, formas fuego cerca de la parte frontal del horno. A medida que el fuego sigue ardiendo y calienta el horno, es empujado a la parte posterior del horno. El calor del fuego atraerá aire fresco a través de la abertura del horno y hará circular el aire caliente hacia la parte delantera del horno a través de tus alimentos donde se elevará naturalmente a través del escape. A fin de facilitar la circulación del aire, la mayoría de los hornos de ladrillo tienen un interior abovedado y una abertura frontal relativamente pequeña.

Fundamentos de la construcción

Un horno de ladrillo debe ser construido sobre una base resistente al calor que eleve el nivel de cocción para un uso más fácil y por lo general proporcione un área para el almacenamiento. El interior del propio horno puede ser construido con ladrillo regular o ladrillo refractario, en función de tu presupuesto. Puedes construir un horno sencillo sin mortero o una estructura elaborada con techo abovedado y apertura, en función de tus competencias y presupuesto. La altura interior del horno debe ser mayor que el tamaño de la puerta, con una proporción de 1:1,6 midiendo el techo desde el interior del horno (una puerta de 10 pulgadas o 25 cm y una altura interior de 16 pulgadas o 40 cm, por ejemplo). El horno en sí necesitará aislamiento y deberá estar construido de materiales diseñados para soportar el intenso calor seco que el horno producirá. El conducto debe estar situado cerca de la puerta del horno. Los conductos comerciales están fácilmente disponibles, o puedes construir uno tuyo propio. Los primeros fuegos en el horno deben ser de calor moderado, los cuales secan la humedad de los ladrillos u otros materiales utilizados en la construcción. Usa siempre madera dura en tu horno de ladrillos, y observa las precauciones de seguridad adecuadas cuando cocinas.

Cocina en tu horno de ladrillo

La pizza se cocina fácil y rápidamente en un horno de ladrillo. Después de que tu horno se haya precalentado, empuja el fuego a la parte trasera del horno. Usando una cáscara de madera, coloca la pizza directamente sobre el piso del horno cerca del frente. Tu pizza se cocinará rápidamente. Retírala usando la cáscara cuando la corteza se cocine y las coberturas empiecen a burbujear. Para cocinar pan en el horno de ladrillo, retira el fuego. Limpia el suelo del horno con un paño húmedo. Coloca el pan directamente sobre el piso del horno. El calor radiante horneará el pan. El pan estará listo cuando se haya dorado y cuando un golpe en su parte inferior produzca un sonido hueco. Debido a que tu horno de ladrillo mantendrá su calor durante algún tiempo, puedes cocinar una serie de alimentos dentro de tu horno de ladrillo.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media