Salud

Instrucciones de inmovilización con una bota ortopédica

Escrito por michelle zehr | Traducido por patricia a. palma
Instrucciones de inmovilización con una bota ortopédica

Las botas ortopédicas son comúnmente de color negro o gris.

Photodisc/Photodisc/Getty Images

Las botas ortopédicas también se conocen como botas de yeso o para caminar. Se utilizan en el tratamiento de lesiones en la pierna, el pie y el tobillo. Se pueden usar para inmovilizar fracturas de tobillo o de pie, esguinces, fracturas por estrés, tendinitis y otras lesiones de tejidos blandos. También, pueden ser utilizadas para proteger el pie y el tobillo después de una cirugía. Las botas ortopédicas ofrecen movilidad y protección al mismo tiempo. Usarlas es relativamente fácil, sólo se necesita un poco de tiempo para acostumbrarse.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Calcetines
  • Una bota ortopédica
  • Muletas, un bastón o un andador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa calcetines que lleguen hasta el músculo de la pantorrilla. Esto puede ayudar a prevenir la irritación como consecuencia de que el pie, tobillo y pierna rocen con la bota. Los calcetines también pueden ayudar a absorber la humedad y el olor, manteniendo la bota ortopédica fresca.

  2. 2

    Separa las correas de velcro de la bota. Dependiendo del tamaño y modelo, éstas pueden tener entre tres y cinco correas.

  3. 3

    Coloca la pierna lesionada en la bota. Pon el talón hacia la parte posterior de esta. Podrás hacerlo más fácilmente si estás sentado.

  4. 4

    Ajusta las correas de velcro. Estas deben estar lo suficientemente apretadas como para evitar que tu pie y tobillo se muevan. Sin embargo, no deben estar tan ajustadas hasta el punto de causar dolor o cortar la circulación. Comienza a fijar el velcro de las correas que están más cercanas a tus dedos del pie.

  5. 5

    Usa un bastón, muletas o un andador como se indica.

  6. 6

    Practica caminar con tu bota ortopédica. Muchas tienen una forma redondeada y curva para que sea más fácil caminar. Usa zapatillas o un calzado con un tacón pequeño, en el pie contrario. Las botas ortopédicas pueden tener una suela de una o dos pulgadas (2,5 o 5 cm) de espesor. Una zapatilla o zapato de tacón bajo ayuda a proporcionar su altura para caminar, lo que es más seguro y puede reducir el dolor en las caderas y la espalda baja. Práctica caminar alrededor de tu casa y sube y baja escaleras. Por razones de seguridad, aférrate a la barandilla.

Consejos y advertencias

  • Si la bota ortopédica está en el pie derecho, no puedes conducir a menos que tengas el permiso de tu médico para quitarte la bota.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media