Instrucciones para usar un oftalmoscopio

Escrito por steven douglas | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Instrucciones para usar un oftalmoscopio
Mira de cerca a través de un oftalmoscopio. (Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images)

El ojo humano contiene muchos componentes transparentes. La transparencia en la córnea así como los lentes y el humor vítreo permiten al usuario competente usar un oftalmoscopio para revisar muy de cerca las arterias, las venas y otros componentes del ojo como el nervio óptico. Los cambios vasculares que se observan en las arterias y en las venas del ojo a través del oftalmoscopio son una parte importante en la medicina de diagnóstico. El oftalmoscopio es una herramienta muy precisa que permite a usuarios expertos revisar e identificar los componentes del ojo que pueden estar enfermos o dañados. Cuando se usa de forma adecuada, el oftalmoscopio es una herramienta altamente valiosa para casi todos los médicos que realizan diagnósticos a los pacientes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Oftalmoscopio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Instrucciones para usar un oftalmoscopio

  1. 1

    Configura el oftalmoscopio uniendo la unidad principal a un dispositivo médico de fuente de energía aprobado (como un suministrador constante de amperaje bajo de 3,5 voltios). La mayoría de las unidades cuentan con conexiones únicas ubicadas en la base para que esos usuarios no puedan conectar de forma accidental el suministro de energía correcto. Presiona el suministro de energía en la base de forma suave, mantén la presión, gira a 90 grados al contrario de las manecillas del reloj para asegurarlo en su lugar.

  2. 2

    Inserta las copas oculares en el instrumento. Las tazas oculares siempre se ponen en el lado del paciente inmediatamente antes de usarlo para que las enfermedades no se transmitan entre pacientes. Presiona la taza ocular con suavidad en la unidad mientras giras hasta que sientas que la taza ocular está debidamente "asegurada" en el oftalmoscopio.

  3. 3

    Comienza la examinación con el oftalmoscopio con el paciente sentado en una posición cómoda y relajada para minimizar el movimiento ocular inadvertido. Cuando revises el ojo derecho del paciente pon la unidad en el mismo lado, en el lado derecho del paciente. Quita el monóculo o el parche si es necesario.

  4. 4

    Mira a través de la unidad (del lado del doctor) mientras pones tu dedo pulgar contra la rueda de enfoque de la unidad. Apunta la unidad en el objeto detenido a por lo menos 12 pies (4 m) de distancia, después enfoca la mira usando la rueda de enfoque para eliminar cualquier sesgo de visión médica en la revisión. Mira a través de la unidad y mientras giras la rueda de enfoque a la derecha y a la izquierda, encuentra la rueda de posición que gire para mejorar la visión del objeto que estés calibrando.

  5. 5

    Enciende la unidad deslizando el interruptor en la posición "on" ("encendido") mientras apuntas hacia el paciente. Ajusta la intensidad de la luz usando el reóstato de control de intensidad que se encuentra en la base de la unidad. De preferencia comienza el examen con una potencia más baja de configuración eléctrica para evitar que algún paciente se sienta incómodo.

  6. 6

    Ponte de pie (o mantente sentado) a una inclinación aproximada de 15 grados con respecto al paciente en el lado temporal del paciente (en el lado contrario de la nariz del paciente). Deja que el paciente fije la mirada al frente como si enfocara a un objeto a distancia.

  7. 7

    Mueve la abertura de ajuste del reóstato con tu dedo pulgar para que la unidad se ajuste en la configuración más pequeña de la abertura. La mayoría de las unidades cuentan con una marca en esa configuración como una flecha o una línea verde que te ayude a localizar esta configuración de forma rápida.

  8. 8

    Comienza a una distancia mínima de 6 pulgadas (15 cm) del paciente y mira a través del oftalmoscopio mientras detectas la luz brillante en el ojo del paciente. Busca el reflejo retiniano ámbar y rojizo para que sea visible. A menudo ayuda a descansar la mano o el antebrazo en la frente del paciente para minimizar el movimiento del alcance.

  9. 9

    Sigue el reflejo retiniano ámbar o rojizo usando la mira. Mira a través de la pupila mientras te acercas lo más posible para obtener la vista óptima. Mantén la taza ocular del instrumento en contacto con la pestaña del paciente todo el tiempo.

  10. 10

    Revisa el disco óptico buscando la claridad del borde, la distinción del color, la elevación relativa y la condición general de todos los vasos sanguíneos visibles. Sigue los vasos sanguíneos lo más lejos que puedas de la periferia del paciente. Diagnostica de la forma en la que se indica.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles