¿Cómo interrogar a un testigo en el juzgado de familia?

Escrito por rob jennings | Traducido por valeria b. rivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo interrogar a un testigo en el juzgado de familia?
El interrogatorio en un juicio sin jurado requiere una técnica rigurosamente focalizada. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Si nunca has pasado por un divorcio o demanda civil antes, tu único conocimiento del procedimiento de la corte puede provenir de las películas y programas de televisión donde los abogados bulldog desgarran a los testigos de la otra parte en pedazos bajo un brutal interrogatorio. Aunque los detalles específicos del juicio varían de estado a estado, es probable que estés tratando tu caso de derecho de familia ante un juez y no ante un jurado, que cuenta con una gran experiencia, no sólo en la decisión de casos nacionales, sino también litigando él mismo. Esto exige una técnica de interrogatorio que se centra menos en la teatralidad y más en los fallos de su oponente.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Prepárate para interrogar a los testigos revisando cuidadosamente todo el material de prueba con suficiente antelación y vuelve a revisarla en cada oportunidad que tengas durante el juicio. Comprender detalladamente los hechos te ayudará a detectar inconsistencias o puntos delgados en el testimonio de los testigos. Tu trabajo en el interrogatorio es poner de relieve estas inconsistencias y demostrarle al juez lo poco confiable que es la memoria del testigo.

  2. 2

    Desarrolla una teoría del caso antes del juicio. Piensa en las conclusiones que quieres demostrar a la corte, la madre de tu hijo está mintiendo acerca de lo mucho que gana como peluquera, por ejemplo, y pensar en los hechos que apoyan esta conclusión. Resalta estos hechos en el interrogatorio. Un error común es intimidar con un testigo para apurar una conclusión, pero la madre de tu hijo probablemente no confesará que miente sobre sus ingresos. En su lugar, consigue que admita en el estrado que ella paga puntualmente el alquiler y todas sus facturas, que compró un coche nuevo el año pasado y que acaba de pasar una semana en la playa con tus hijos. Guarda las conclusiones para tu alegato final.

  3. 3

    Haz preguntas capciosas. Aunque puede ser que no se te permita hacer esto en el examen directo de tus propios testigos, el interrogatorio debe proceder con preguntas concluyentes que exijan una respuesta afirmativa o negativa. No estarás realmente preguntándole nada, le estás diciendo la respuesta para conseguir que ella indique si es verdadero o falso. En lugar de "¿Dónde estuvo el pasado fin de semana?", debes preguntar "¿Fue a Myrtle Beach el pasado fin de semana? ¿No es cierto?" Hacer preguntas abiertas es a veces necesario, pero evítalas como a la peste.

  4. 4

    Reconoce cuándo parar. Algunos testigos serán tan abrumadoramente positivos para el otro lado que no hay nada que puedas hacer para desarmarlos. Si no puedes desacreditar de alguna manera su testimonio mediante el interrogatorio, sácalos del banquillo lo antes posible. Del mismo modo, una vez que has obtenido tus puntos en el interrogatorio de un testigo, deja de hacer preguntas y sigue adelante. No les des la oportunidad de devolverte la pelota.

  5. 5

    Reconoce cuando no tienes que interrogar a un testigo. Algunos no van a decir algo en lo que no estés de acuerdo, mientras que otros no dirán nada relevante. No abuses de la paciencia del juez y no pierdas tiempo valioso en un interrogatorio que no va a producir nada que puedas aprovechar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles