La invención de la purpurina

Escrito por catherine mcnally | Traducido por adriana torossian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La invención de la purpurina
Henry Ruschmann descubrió la purpurina en 1934. (pots of glitter image by Warren Millar from Fotolia.com)

La purpurina añade brillo a una infinidad de productos, por ejemplo: cosméticos, tejidos para ropa y adornos de Navidad. El mundo nunca hubiera conocido el resplandor de la purpurina si un ganadero de Nueva Jersey no hubiera descubierto un proceso mecánico para su producción.

Otras personas están leyendo

Inventor

Henry Ruschmann era un ganadero que vivía en una granja en Bernardsville, Nueva Jersey. Ruschmann incursionó como maquinista. Esta afición lo llevó al descubrimiento accidental de un método para crear fragmentos diminutos y coloridos que luego se conocieron como purpurina.

Descubrimiento

En 1934, Ruschmann descubrió una técnica que utilizaba una máquina para cortar con precisión diferentes películas de plástico de colores para producir grandes cantidades de partículas. El producto que resultaba de este proceso fue la brillante purpurina. El descubrimiento de Ruschmann le permitió iniciar un negocio de producción de purpurina.

Empresa

Ruschmann fundó Meadowbrook Inventions. Una empresa familiar que aún se encuentra en funcionamiento, localizada en los territorios de la granja familiar ganadera que también sigue funcionando. Meadowbrook Inventions es el mayor fabricante de purpurina en el mundo. La empresa se esfuerza por permanecer en la vanguardia de la innovación de la purpurina con una lista cada vez mayor de productos, como los plásticos con purpurina y las pinturas brillantes para barcos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles