La inversión promedio de las cuentas por cobrar

Escrito por tyler lacoma | Traducido por andrés hambo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La inversión promedio de las cuentas por cobrar
Las compañías deben tener cuidado en cuánto a las ventas invertidas en cuentas por cobrar. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Las cuentas por cobrar son un término de negocios utilizado para describir a las cuentas que una compañía usa para el dinero que ha generado mediante sus transacciones habituales pero que aún no ha recibido. Esto es muy común con las operaciones a crédito. Una empresa quiere incrementar sus ventas ofreciendo posibilidades de financiación, pero también necesita tener un registro de cuánto dinero le deben y cuán responsables son los clientes con el tiempo que tardan en pagar. Una compañía puede analizar la efectividad o eficiencia de sus cuentas por cobrar examinando la inversión en ella a lo largo de diferentes períodos financieros.

Otras personas están leyendo

Inversión en cuentas por cobrar

Cuando se trata de invertir en cuentas por cobrar, el análisis no estudia cuánto dinero debe utilizarse para comenzar un negocio y generar negocios en cuentas por cobrar. La frase de hecho se refiere a un tipo de análisis específico. Las compañías prestan atención a cuánto dinero realmente tienen, en promedio, las cuentas por cobrar, es decir dinero ganado pero no recaudado aún. El número se alcanza tomando el número promedio de días que toma la recaudación, dividiéndolo por el número de días del período, y luego multiplicando el resultado por las ventas a crédito del período. La respuesta muestra cuánto dinero las compañías están dispuestas a destinar a cuentas por cobrar producto de ventas a crédito.

Rangos generales

Dado que las compañías recaudan sus cuentas por cobrar de diferentes maneras y tienen una amplia variedad de técnicas y estándares para hacerlo, es muy difícil hallar un número promedio de inversión, incluso para una industria particular. Una compañía que tiene ventas a crédito de alrededor de US$10.000 por mes y un período de cobro largo como 60 días, tiene cerca de US$18.000 de inversión en cuentas a cobrar. Una compañía que tiene ventas a crédito de alrededor de US$100.000 en un año y un período de cobro más usual de 30 días, tiene alrededor de US$11.000 en inversión en cuentas a cobrar.

Factores importantes

El período de cobro es el factor determinante de los promedios de las cuentas por cobrar y es la razón por la cual las inversiones promedio pueden variar tan frecuentemente. Una empresa puede elegir un período de cobro de una duración de 60 a 90 días. Esto da a los clientes más tiempo para pagar sus deudas pero no necesariamente reduce pérdidas y significa que la compañía debe depender más fuertemente del dinero mantenido dentro de las cuentas por cobrar, por lo cual la inversión en ellas es más alta. Una inversión muy alta puede ser peligrosa para el negocio, ya que implica que hay dinero que aún no ha ingresado realmente a la compañía.

Métodos de mejora

Las empresas pueden mejorar sus inversiones en cuentas por cobrar (es decir bajar el número de la inversión en las mismas) de diversas formas. Pueden establecer un período de cobro de menos días para generar que las deudas se paguen rápido y tener una alta rotación, lo que resulta un método seguro para disminuir la inversión en cuentas a cobrar. Muchas compañías forman una sociedad con las agencias que se encargan de cobrar deudas, encargando el trabajo de cobro a terceros para ahorrar tiempo y dinero y al mismo tiempo aumentando la probabilidad de recibir su dinero a tiempo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles