Salud

Cómo inyectar vitamina B12

Escrito por stevie kremer
Cómo inyectar vitamina B12

La vitamina B12, una molécula grande que se almacena en los músculos y en otros órganos, se obtiene primordialmente al ingerir productos animales y otros alimentos cotidianos, aunque el cuerpo humano produce una pequeña cantidad en el tracto gastrointestinal. Para absorber la vitamina B12, se necesita una “molécula de apoyo” (técnicamente, una glicoproteína apodada “factor intrínseco gástrico”, que segrega la mucosa estomacal). Mientras que hay personas que poseen un gen que impide que fabriquen este factor intrínseco gástrico, otras van perdiendo esa capacidad de fabricación según van envejeciendo. Ese falta de absorción de la vitamina B12 da como resultado la aparición de anemia perniciosa. Hay dos formas de conseguir que nuestro sistema absorba vitamina B12: mediante un spray intranasal o mediante una inyección intramuscular. Puede que inyectar a alguien (o a uno mismo) asuste un poco al principio, pero no es una tarea difícil.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tirita

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lávate las manos concienzudamente. Extrae la jeringuilla si es que ésta viene envuelta en un envoltorio de plástico. Dispón en la mesa o encimera la jeringuilla (con la funda de la aguja en la aguja), el frasco de B12, algodón y el recipiente de alcohol.

  2. 2

    Empapa el algodón con alcohol y frota bien el tapón de goma del frasco de B12. Coge la jeringuilla, quítale la funda de la aguja y retira el émbolo para que entre la cantidad de aire equivalente a la cantidad de B12 que se va a inyectar.

  3. 3

    Coge la jeringuilla con la mano dominante, con cuidado de que la aguja no toque nada. Coge el frasco de B12 con la mano que no es dominante e introduce la aguja en el tapón de goma. Inyecta el aire de la jeringuilla en el frasco de B12 mientras el frasco todavía está en posición vertical.

  4. 4

    Invierte el frasco de B12 con la aguja en el líquido. Empuja hacia atrás el émbolo y observa las marcas de la jeringuilla para comprobar la cantidad de B12 que se transfiere a la jeringuilla. Para cuando se tenga la cantidad necesaria. Golpea el lateral de la jeringuilla para que las posibles burbujas de aire suban y salgan de la jeringuilla hacia el frasco. Extrae la aguja del frasco y déjalo en la mesa o encimera. Vuelve a tapar la aguja (sólo tapa las agujas limpias y que no hayan sido usadas) y deja la jeringuilla a un lado. Comprueba tres veces la dosis exacta antes de administrarla.

  5. 5

    Después de localizar el lugar de inyección intramuscular apropiado buscando las marcas apropiadas, utiliza un segundo algodón empapado con alcohol para limpiar la piel. Estira la piel que ha sido limpiada. Con la mano dominante sujetando la aguja, apúntala hacia el área limpia y con un movimiento rápido, como si se tratase de tirar un dardo, introdúcela en el músculo. Hay zonas específicas en las que realizar una inyección intramuscular como es la de la vitamina B12. Asegúrate de consultar con un profesional sanitario el lugar en el que administrar una inyección y cómo encontrar la zona con precisión. Administrar una inyección en el lugar erróneo puede provocar complicaciones con la absorción. También aumentan las posibilidades de dar con un hueso, con nervios o con vasos sanguíneos si no se realiza en el lugar apropiado.

  6. 6

    Desliza ligeramente el émbolo hacia atrás y mira si se introduce un poco de sangre en la jeringuilla. Si no lo hace y está despejado, empuja el émbolo hasta que se inyecte toda la vitamina B12 de la jeringuilla en el músculo. Es importante que la jeringuilla no aspire nada de sangre. Si lo hace, para la inyección y comienza de nuevo. Si se introduce sangre en la jeringuilla, es posible que esté en un vaso sanguíneo y se administre la medicación por vía intravenosa en vez de intramuscular, pudiéndose cambiar los tiempos de absorción.

  7. 7

    Extrae la aguja del músculo con un movimiento rápido e inmediatamente aplica un algodón empapado con alcohol. Presiona la zona con fuerza con el algodón durante uno o dos minutos. Aplica una tirita en la zona donde se ha producido la inyección.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media