¿Qué hacer si tu iPhone cae al agua?

Escrito por robert kingsley | Traducido por nicolás altomonte
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué hacer si tu iPhone cae al agua?
Tu iPhone te mantiene conectado desde cualquier lugar, excepto desde el fondo de un lago. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Bueno, ahora ya lo has hecho; tu iPhone está en el agua. Tu primera reacción al ver hundirse tu costoso dispositivo de comunicaciones será entrar en pánico. Teniendo en cuenta que la garantía no cubre daños por agua y el teléfono tiene sensores de agua que de seguro te acusarán, no es sorprendente. La cosa más importante es sacar el teléfono fuera del agua tan pronto como sea posible; después de eso, tendrás que secar el teléfono por dentro y por fuera, y esperar lo mejor.

Otras personas están leyendo

¡Sácalo!

Tu iPhone muy probablemente esté encendido cuando entre en el agua y habrá electricidad fluyendo a través de sus componentes internos. El iPhone se apagará eventualmente, pero cuanto más tiempo esté en el agua, mayor será el daño. Si tu teléfono está en un inodoro o en un charco, sácalo del agua lo más rápido posible. Si el teléfono no se ha apagado todavía, mantén presionado el botón de la esquina superior derecha del teléfono para apagarlo.

¡Límpialo!

En este punto, tienes un iPhone empapado en la mano, goteando agua por todos los orificios. Tienes que empezar a secarlo de inmediato, y el primer paso de ese proceso es limpiarlo. Toma un paño o toalla de papel seca, cualquier cosa que pueda absorber agua. Limpiar la pantalla con papel no es ideal, ya que puede causar ralladuras, pero es más importante secar el teléfono. Limpia la parte exterior del teléfono y haz tu mejor esfuerzo para quitar la humedad de los puertos.

¡Sécalo!

En esta etapa del proceso tu teléfono puede parecer seco, y externamente debería estarlo. Sin embargo, los componentes internos probablemente estén todavía empapados. Tendrás que sacar toda la humedad del teléfono antes de poder intentar ponerlo en marcha de nuevo. Hay dos métodos aceptados que han demostrado ser exitoso para esta tarea. La primera consiste en enterrar el teléfono en arroz crudo. Vierte arroz en un recipiente abierto y desliza el teléfono en él. Asegúrate de que hay arroz por encima y por debajo del dispositivo. La segunda opción es colocar el teléfono en un estuche cerrado con paquetes de gel de sílice, puedes comprarlos en línea o en una tienda de artesanía. El gel de sílice funcionaría mejor, pero es más importante comenzar este proceso de forma rápida, por lo que usa lo que tienes, que probablemente será el arroz.

Espera

Esta es la parte más difícil del proceso, aunque es la más importante: deja el teléfono enterrado en arroz o envuelto con paquetes de sílice durante al menos tres días. Una semana completa es aún mejor. Tomará tiempo quitar totalmente la humedad de tu iPhone. Sacar el teléfono antes de tiempo y probarlo puede causar aún más daño y arruinar tu oportunidad de rescatar el teléfono. Dale todo el tiempo que necesita. Una vez que el teléfono está completamente seco, sácalo, límpiale el polvo de arroz y haz una prueba. Pulsa el botón de encendido en la esquina superior derecha del teléfono y cruza los dedos. Si todo ha ido bien, el teléfono debería ponerse en funcionamiento. Si el teléfono no está funcionando después de que lo hayas secado completamente, es probable que tengas que pagar para repararlo o cambiarlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles