La ira como causa del dolor de cabeza

Escrito por ashley | Traducido por laura v. carrizo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La ira como causa del dolor de cabeza
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Los dolores de cabeza causados por la ira o el enojo pueden ocurrir por diferentes razones. Muchas personas experimentan algún tipo de dolor de cabeza cuando se enfadan en un cierto grado por algo en particular. Dar con un remedio que funcione para ti y trate tanto el dolor de cabeza como el estado de enojo es muy importante para que los dos malestares se disipen.

Otras personas están leyendo

Tipos

Hay varios tipos de dolor de cabeza que pueden generarse por el enojo. Al dolor de cabeza de tensión todavía no se lo entiende bien, pero la descripción común es que sientes como si tuvieras una venda apretada fuerte alrededor de tu cabeza, o como si tu cabeza estuviera en una morsa. La migraña es causada por la ira y tiene síntomas muy graves que pueden debilitar a quien la sufren. El dolor de cabeza de origen hormonal tiene lugar a raíz de desequilibrios en el sistema hormonal, y lo padece usualmente la mujer al atravesar su ciclo menstrual. En general vienen acompañados de sentimientos fluctuantes tales como el enfado y la tristeza.

Ideas equivocadas sobre los dolores de cabeza

Una de las ideas equivocadas sobre los dolores de cabeza producidos por la ira es que es la emoción de ira la que causa el dolor. En realidad, son los cambios fisiológicos que se experimentan por la ira los que lo provocan. Algunos individuos que están enojados tienen a rechinar los dientes, lo cual puede llevar a una tensión muscular en el rostro y la cabeza, mientras que otros tienen cambios hormonales a causa de la ira, que evitan la dilatación de los vasos sanguíneos del cerebro. Otros cambios fisiológicos que pueden ocurrir y conducir al dolor de cabeza son la deshidratación, sea por transpirar o por olvidar ingerir bebidas, y la tensión muscular.

Prevencion y solución

Prevenir un dolor de cabeza causado por la ira puede ser tan simple como decidir no enojarse en situaciones que en el pasado te hicieron enfadar, o... tan complicado como necesitar una resonancia magnética o una tomografía computada para determinar si hay causas físicas subyacentes que causen esos dolores de cabeza que se relacionan con la ira que estás sintiendo. Estos estudios de diagnóstico pueden prevenir que una enfermedad que puede estar causando la ira y los dolores de cabeza avance, siendo el ejemplo más grave (y poco común) el tumor cerebral. Algunas soluciones caseras podrían incluir un baño de inmersión relajante con aromaterapia, una dosis recomendada estándar de antiinflamatorios de venta libre, o dormir una corta siesta.

Advertencia

Si notas cambios en el patrón de tus dolores de cabeza, consulta a tu médico clínico o a un neurólogo. Estos profesionales podrán ayudarte a encontrar la causa de la ira que actúa como disparador de dichos dolores y proveerte de un remedio médico o terapéutico si consideran que tu ira debe ser tratada por un profesional de la salud mental. El enojo que lleva a los dolores de cabeza nunca debe ser descargado sobre ti u otras personas. Si estás sufriendo por tu propia cólera o por la de otro, conversa con un psicólogo, un médico, un amigo de confianza o un consejero espiritual.

La visión de un experto

Los dolores de cabeza causados por la ira pueden ser un síntoma de estrés postraumático (TEPT), una enfermedad mental que puede diagnosticarse. Si has pasado por una experiencia traumática, la "Help Guide" (Guía de Ayuda) sugiere pedir ayuda a un terapeuta especializado en el tratamiento de traumas y TEPT.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles