Irrigación nasal con una fórmula de sal y bicarbonato de sodio

Escrito por shawn gainer | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Irrigación nasal con una fórmula de sal y bicarbonato de sodio
Puedes aliviar la sinusitis con una irrigación nasal (young woman wiping nose image by forca from Fotolia.com)

La sinusitis puede ser la pesadilla de tu existencia. En los casos crónicos, especialmente aquellos desencadenados por alérgenos comunes, la fatiga, el dolor de cabeza y la congestión se convierten en las características indeseables de la vida diaria. Mientras luchas para deshacerte de estos síntomas y mantener la productividad, puedes gastar mucho dinero en medicamentos y aerosoles nasales de venta libre o con receta. La irrigación nasal, también conocida como lavado, es un tratamiento natural y poco costoso que proporciona alivio a los síntomas de la sinusitis y es prometedor como preventivo.

Consulta a tu médico antes de tratar un problema de sinusitis por tu cuenta.

Otras personas están leyendo

Función

La irrigación nasal implica enjuagar los conductos nasales y sinusales con una solución salina, o un mezcla de sal disuelta (o cloruro de sodio) y bicarbonato de sodio. Esta irrigación ha formado parte de la tradición del yoga durante al menos 1.000 años. No es una práctica ampliamente aceptada en los Estados Unidos, donde muchos alergistas venden kits de irrigación nasal en sus consultorios. El propósito de la irrigación es eliminar la mucosidad y los irritantes, como el polvo y el polen. También evitará que habiten las bacterias que causan infecciones.

Beneficios

Cuanto menos mucosidad haya en los conductos y en los senos nasales, mejor respirarás. En una serie de estudios realizados en un periodo de siete años por el Dr. David Ragabo de la Universidad de Wisconsin, la gran mayoría de los participantes que sufrían de sinusitis crónica, y realizaron una irrigación nasal en forma regular, informaron que sus síntomas disminuyeron lo suficiente como para permitirles disminuir el uso de antibióticos y aerosoles nasales. El sitio web de la Clínica Mayo también sugiere la irrigación nasal como un remedio casero para la sinusitis crónica.

Mala para las bacterias

La sal es una de las armas más antiguas de la humanidad en la guerra contra el deterioro y la infección que causan las bacterias. Se ha usado para preservar la comida desde el comienzo de la historia. Básicamente, la sal reduce las células bacterianas al secarlas. La palabra científica para este proceso es la ósmosis. El agua, incluso en el nivel celular, busca el equilibrio trasladándose de zonas de alta concentración a otra de menor concentración. Ya que las células de las bacterias estás compuestas en gran parte por agua, sufren la pérdida de su contenido celular cuando se las sumerge en una solución salina.

Hacer una solución para la irrigación nasal

Con su poder para limpiar y eliminar las bacterias, el cloruro de sodio (más comúnmente conocido como sal) es el ingrediente esencial en una irrigación nasal. Sin embargo, muchos le agregan bicarbonato de sodio a la mezcla para disminuir el ardor. La Dra. Melissa Pynnonen, de la Universidad de Michigan recomienda usar 1/4 de cucharada de cada uno, disuelto en 8 onzas (236 ml) de agua destilada, una o dos veces al día. Busca los ingredientes en paquetes comerciales de polvo de enjuague nasal y encontrarás cloruro de sodio y bicarbonato. No necesitas gastar dinero en estos polvos pre-envasados a menos que valores la conveniencia.

Uso y opciones

La irrigación nasal es sencilla y poco costosa. Puedes obtener una pera de goma, un rinocornio o una botella para apretar a bajo costo. Usarlos es tan simple como inclinarte sobre una pileta e inclinar la cabeza para que la solución pueda penetrar en una cavidad nasal y salir por la otra. Puedes empujar la lengua hacia el paladar para evitar que la solución se escape por la boca. La sensación es extraña y un poco molesta al principio, si bien puedes disminuirla usando agua tibia. El Dr. Pynnonen recomienda que limpies el dispensador después de cada uso.

Para aquellos que no se acostumbran a usar un rinocornio o una botella para apretar y no les importa gastar un poco más en busca de alivio, hay varios dispositivos para los polvos de irrigación nasal en el mercado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles