Salud

Cómo irrigar las orejas

Escrito por stephanie daniels | Traducido por karen angelica malagon espinosa
Cómo irrigar las orejas

Aprende a irrigar tus orejas.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La irrigación, como definición médica, es el proceso de eliminación de desperdicios del canal corporal por medio de la succión de la cavidad corporal con agua. En el caso de las orejas, el agua se inyecta de forma segura en el canal de la oreja para eliminar el exceso de cerilla seca y el polvo y el desperdicio que se incrusta por la cera.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bastoncillos de algodón
  • Tazón o un recipiente plano
  • Toalla
  • Jeringa con catéter suave en lugar de aguja
  • Termómetro
  • Agua a temperatura corporal
  • Pinzas
  • Linterna

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Irrigación de orejas

  1. 1

    Limpia las orejas. Esto eliminará la cera que aún esté pegada en los bordes del principio del canal auditivo. Para más comodidad, humedece antes el bastoncillo de algodón con agua tibia.

  2. 2

    Prepara al paciente. Pon un impermeable para que cubra los hombros y la ropa del paciente. Deja que el paciente quite su cabello de la oreja para que puedas trabajar. También pide al paciente que sujete un recipiente o una toalla debajo de la oreja para que caiga el agua con la cera conforme succionas.

  3. 3

    Riega el agua en un lavabo hasta que llegue a la temperatura corporal. Mide la temperatura con un termómetro. Usa otro recipiente para usar el agua con la temperatura corporal. Necesitarás una taza o más agua.

  4. 4

    Fija un catéter suave de caucho en la punta de la jeringa. No querrás usar una jeringa con aguja, en caso de que ocurra algún accidente. Pon la punta del pequeño catéter en el agua y llena la jeringa con agua.

  5. 5

    Apunta la punta del catéter en la parte posterior del canal auditivo y lanza un chorro de agua en el canal auditivo. Lanza el chorro rápidamente para que el agua salga y el desperdicio se interponga y se regrese a la oreja. Los trozos de cerilla de color café oscuro y la suciedad comenzarán a salir del canal auditivo.

  6. 6

    Elimina cualquier pedazo grande de cera que se quede en el canal auditivo abriendolo con unas pinzas. Para continuar inyectando agua, sólo quita los pedazos de cera que están en la abertura de la oreja que no hayas podido succionar.

  7. 7

    Alúmbrate con una linterna o una lámpara médica para oídos para revisar que el canal auditivo ya no tenga restos de cera. Sigue inyectando agua hasta que los canales estén libres de suciedad. Cuando termines, deja que el paciente ponga su cabeza en el lavabo unos momentos para drenar el agua antes de trabajar en la otra oreja.

Consejos y advertencias

  • El proceso no debe ser doloroso, sólo un poco incómodo desde la salida del agua que se va a regar en la oreja.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media