Irritación en los ojos debido a la piscina

Escrito por melinda l. secor | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Irritación en los ojos debido a la piscina
Las gafas para natación pueden protegerte ante la irritación de los ojos. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

La irritación de los ojos debido a la natación, o conjuntivitis química, es un problema común experimentado por aquellos que nadan en piscinas tratadas con cloro. Causada por sustancias irritantes como el cloro, la contaminación del aire o exposición a sustancias químicas y productos químicos, la conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, la capa delgada de tejido transparente que cubre la parte blanca del ojo. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, o CDC, los niveles de pH del agua de la piscina que son demasiado altos o demasiado bajos también pueden ser una fuente de irritación en los ojos. Los que son propensos a desarrollar molestias en los ojos después de la natación pueden encontrar alivio en el uso de gafas de protección durante las visitas a la piscina.

Otras personas están leyendo

Síntomas

Las personas que sufren de conjuntivitis química por la natación pueden mostrar síntomas en uno o ambos ojos. Estos síntomas pueden manifestarse como una sensación arenosa, picazón, ardor y lagrimeo excesivo. Las descargas de uno o ambos ojos es un síntoma común, al igual que los párpados hinchados, enrojecimiento de los ojos, sensibilidad a la luz y visión borrosa.

Cuidado propio

Según la Asociación Estadounidense de Optometría, lavar los ojos con abundante agua tibia o solución salina puede ayudar a eliminar los irritantes de la superficie del ojo y aliviar la conjuntivitis química. Las compresas frías pueden combatir la inflamación y la irritación, y las gotas lubricantes de mostrador pueden aliviar la picazón y ardor. Los portadores de lentes de contacto deben suspender el uso de sus lentes hasta que la inflamación y la irritación ocular se alivie.

Cuándo debes ir al oculista

La irritación de los ojos que persiste durante más de unas pocas horas después de nadar o no responde a los cuidados personales deben ser evaluados por un profesional de cuidado de la vista. Consulta a tu oftalmólogo si se presentan descargas espesas y si hay pus. El cloro puede provocar irritación y opacidad temporal de la visión, pero consulta a tu oftalmólogo si los cambios en la visión persisten durante más de una hora o dos, ya que esto puede indicar complicaciones más serias. Según la Clínica Mayo, la conjuntivitis puede, en casos extremos, causar inflamación en la córnea que puede causar cambios en la visión.

Prevención

Si vas a nadar en una piscina casera, probar el pH del agua con frecuencia y ajustar los químicos en consecuencia puede ayudar a prevenir la irritación de los ojos. De acuerdo con el CDC, un nivel de pH entre 7,2 y 7,8 es ideal para el confort visual y la desinfección de la piscina. Sin embargo, mantener este nivel de pH ideal puede ser un desafío en la piscina de tu casa. Por supuesto, en una piscina pública los niveles químicos de pH están fuera del control de los visitantes. Las gafas de natación pueden ser una buena alternativa, ya que protegen contra la irritación de los ojos, proporcionando una barrera impermeable física entre los tejidos del ojo sensibles y el agua de la piscina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles