Cómo hacer jabón duro de glicerina de color

Escrito por yvette sajem | Traducido por irene cudich
Cómo hacer jabón duro de glicerina de color

Elige el color y el aroma de tu agrado.

office.microsoft.com

Hacer tu propio jabón de glicerina es divertido, fácil de hacer y puede ser un gran regalo o recuerdo de una fiesta. Además, puedes elegir tus propios colores y aromas, de manera que las posibilidades son virtualmente infinitas. Y lo mejor de todo es que la glicerina es buena para tu piel. Atrae y retiene la humedad, por lo que es sumamente suavizante. Puedes encontrar todo lo que necesitas para tus jabones caseros en una tienda de artesanías o en Internet.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo afilado
  • Hervidor para baño María
  • Base para jabón de glicerina (transparente u opaca)
  • Cucharas de metal
  • Tintura para jabón
  • Aceites esenciales o fragancias para jabón
  • Moldes para jabón
  • Alcohol fino
  • Botella de aerosol

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena con agua la cacerola de abajo de un Baño María por la mitad. Colócala sobre la estufa a fuego lento. Mientras tanto, puedes preparar el jabón.

  2. 2

    Coloca sobre la mesada tu base de jabón de glicerina. Con un cuchillo afilado, marca la base en función de la cantidad y el tamaño de las barras de jabón que intentas hacer. Corta la pieza marcada en trozos muy pequeños.

  3. 3
    Derrite los trozos de jabón a Baño María.

    Coloca los trozos de jabón cortados en la olla superior del Baño María. Introduce la olla superior en la inferior y deja que los trozos se derritan lentamente. Solo revuelve cada tanto, con mucha delicadeza. Si revuelves demasiado o muy rápido, tu jabón tendrá burbujas.

  4. 4

    Cuando el jabón está casi derretido por completo, retira la olla superior y colócala sobre la mesada. Continúa revolviendo lenta y suavemente hasta que el jabón se vuelva líquido.

  5. 5
    Puedes agregarle el color y la fragancia de tu agrado.

    Agrégale el color y la fragancia de tu agrado. Añade solamente unas pocas gotas de cada uno por vez, hasta alcanzar tu color y tu aroma deseados. Avanza de a poco. Siempre podrás agregarle más, pero una vez que lo has hecho, no podrás quitarlo.

  6. 6

    Vierte el jabón en los moldes, llenándolos al ras. Con una botella rociadora, llena de alcohol fino, rocía ligeramente la superficie de los jabones. Esto evitará que se formen burbujas.

  7. 7

    Aparta los moldes a un costado hasta que el jabón se endurezca. Esto puede llevar de 18 a 24 horas.

  8. 8

    Una vez que el jabón esté duro, da vuelta los moldes y retira los jabones. Si no salen fácilmente del molde, colócalos en el refrigerador durante unos 20 minutos. Esto hará que los bordes del jabón se encojan un poco y que sea más fácil desmoldarlos.

Consejos y advertencias

  • Si no vas a usar de inmediato tu jabón, envuélvelo bien en plástico para preservar su aroma y su color.
  • No dejes que tu jabón hierva en la estufa. El calor extremo destruye la glicerina y los elementos humectantes.
  • Usa únicamente tinturas y fragancias específicamente fabricados para hacer jabón. Los que no lo son podrían irritar tu piel o causar una reacción alérgica.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media