Jengibre y función tiroidea

Escrito por kristen bennett | Traducido por juan ignacio ceviño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Jengibre y función tiroidea
La raíz de jengibre puede ser cortada, pisada o disecada, haciéndola un ingrediente versátil. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El jengibre no es solamente un agregado de sabor para cocinar y hornear, también puede mejorar la salud. En la medicina china, el jengibre es utilizado para tratar un número de condiciones, desde las náuseas y la congestión hasta el tratamiento y prevención del cáncer. Las personas que sufren de problemas tiroideos pueden encontrar que los componentes del jengibre, incluyendo zinc, magnesio y potasio, sumado a las potentes propiedades antiinflamatorias de la raíz tienen un efecto positivo en la función tiroidea.

Otras personas están leyendo

Salud tiroidea

La tiroides produce dos hormonas diferentes que viajan a través de la sangre a todas partes del cuerpo: tri-yodotironina y tirosina. Estas hormonas regulan el metabolismo del cuerpo y les informan a los órganos qué tan despacio o rápido deben funcionar. La glándula pituitaria controla el funcionamiento de la tiroides. Cuando la tiroides esta produciendo un nivel muy alto de hormona, se llama hipertiroidismo, lo que causa un aumento en el metabolismo. Cuando se producen niveles muy bajos de hormona, es llamado hipotiroidismo, donde el metabolismo del cuerpo está disminuido.

Nutrientes en el jengibre

De acuerdo a la Whole Foods Encyclopedia (Enciclopedia de los Alimentos Integrales), el jengibre tiene muchos nutrientes claves que ayudan al funcionamiento del cuerpo. El jengibre contiene magnesio, que ha demostrado ser crítico para controlar la enfermedad tiroidea. El magnesio ayuda a la relajación muscular y previene el desarrollo de una frecuencia cardíaca irregular. El jengibre también contiene potasio, un mineral esencial para regular los líquidos en el cuerpo. Otros nutrientes incluyen vitamina B6, cobre y manganeso, así como el antioxidante gingerol.

Cómo usar el jengibre

El jengibre puede usarse de maneras diferentes. El jengibre fresco pelado y cortado en cubos puede agregarse a sopas y platos fritos. La raíz también puede remojarse en agua caliente y agregarse al té. El jengibre en polvo puede usarse para hornear galletas o magdalenas. El jengibre tiene un gusto picante y aromático, y puedes incluso encontrarlo desecado y endulzado en dietéticas. El jengibre desecado puede comerse directamente.

Efectos secundarios y precauciones

Los individuos que sufren desórdenes tiroideos deben chequear con su médico antes de incorporar jengibre o cualquier hierba en su plan de tratamiento. Esto es debido a que las hierbas pueden interactuar con las medicinas tradicionales, suplementos u otras hierbas. Aunque es poco frecuente, algunas personas pueden tener sensibilidad al jengibre, produciendo efectos secundarios incluyendo acidez leve e irritación en la boca. De acuerdo al Centro Natural para Medicina Complementaria y Alternativa, las personas con problemas de sangrado o aquellos que están tomando diluyentes para la sangre no deberían agregar jengibre a su dieta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles