Cómo hacer joyas de acero inoxidable

Escrito por jane smith | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer joyas de acero inoxidable
Las joyas de acero inoxidable son ideales para las personas que tienen alergia a otros materiales. (jewel image by Eldin Muratovic from Fotolia.com)

Almacenar en la mesa de trabajo

Las joyas de acero inoxidable son ideales para las personas que tienen alergia, ya que generalmente no reaccionarán con la piel. Es todo un reto convertir chatarra en piezas atractivas de arte que se puedan usar, pero la satisfacción de realizar un elemento único supera las dificultades cuando las personas te preguntan dónde compraste esa pulsera, collar, aros o anillo tan interesantes. Una vez que domines unas pocas técnicas, y que realices las joyas suficientes, puedes venderlas por Internet, en mercados de pulgas, festivales de arte, exposiciones de arte y de pasatiempos.

Para hacer joyas de acero inoxidable, necesitarás una colección de cubiertos de acero, chatarra, pegamento instantáneo, cabujones de piedras semi-preciosas, etiquetas de joyería y de autenticidad para cada tipo de cabujón de piedra semi-preciosa. Las tarjetas de autenticidad son las que tienen mayor importancia. Los clientes pagarán más por las joyas si están seguros de que las piedras semi-preciosas y los demás materiales son genuinos. El acero inoxidable para perforaciones en la piel debe ser de grado quirúrgico 316L o superior, aprobado por el APP. Nunca uses ningún acero para hacerte una perforación si no sabes dónde y cómo se fabricó el abalorio.

Compra un mandril de joyero, un juego de archivos de joyería y una herramienta Dremel con una variedad de brocas. También necesitarás dos pares de pinzas de presión, un par de alicates punta aguja, un yunque pequeño o plancha de contacto, cinceles fríos y calientes y un taladro con un juego de brocas. Encuentra una esmeriladora de banco con muelas, pulido y ten a mano abrasivos de calibre 24 a 600. Necesitarás una antorcha para calentar el acero para doblarlo, plegarlo y martillarlo. Dispón todo sobre una mesa de trabajo de tal manera de que las herramientas que necesites estén al alcance de tu mano.

¡Primero está la seguridad!

Nunca basta con enfatizar el tema de la seguridad. Trabajarás con acero caliente que tiene bordes afilados. Deberás usar un respirador que haya sido aprobado por el National Institute for Occupational Health and Safety (NIOSH) cuando muelas y cortes materiales no ferrosos. Usa protección ocular de diseño envolvente para evitar que las chispas, los fragmentos metálicos y la suciedad dañen tus ojos. Debes estar alerta al cortar y moler para evitar lesiones de aplastamiento y amputación. Siempre muele apartando el cuerpo, en lugar de acercarlo.

Las chispas provenientes de cortar y moler el acero pueden incendiar tu ropa o el taller. Inhalar el polvo que deriva de moler y los humos nocivos de los pegamentos pueden ocasionar lesiones severas en los pulmones y el cerebro. Ten un extinguidor de incendios ABC grande completamente cargado cerca de ti en todo momento, y coloca una manta contra incendios y una estación de ducha en algún lugar del taller, así como también una estación para lavarse los ojos.

Templado y técnica

Templa todo el acero que tienes intención de utilizar colocándolo en el horno a 400 grados F (232 º C) durante una hora. Asegúrate de que ninguna pieza se roce con otra. Luego, deja que se enfríe hasta llegar a temperatura ambiente, luego repite el proceso tres veces. El acero que no se templa antes de doblarse o martillarse tiene más probabilidades de quebrarse. Los fragmentos pueden causar daños severos, especialmente cuando aún están calientes. Usa protección ocular del tipo envolvente y guantes de cuero gruesos al calentar, martillar, cortar o moler el acero. Usa protección auditiva mientras lo cortas y lo mueles.

Sostén la pieza de acero deseada con pinzas, una morsa o alicates. Calienta el acero hasta que tome un color naranja brillante. Apóyalo sobre una superficie curva, como un caño, un mandril de joyería o el cuerno de tu yunque. Da golpecitos suaves hasta que el acero se curve en el arco necesario. Deja que se enfríe a temperatura ambiente.

Para agregar cabuchones de piedras semi-preciosas a un anillo o a una pulsera, aplica una o dos gotas de pegamento instantáneo en la parte trasero del cabuchón y en el anillo o la pulsera. Deja secar durante 30 minutos y luego ejerce una firme presión sobre el cabuchón para colocarlo en su lugar. Limpia todo exceso de pegamento. Usa una rueda de pulido para pulir la joya. Si tienes la intención de vender tus artesanías, adjúntale a la pieza una tarjeta de joyería con tu nombre o el nombre que hayas elegido para tu compañía, adelante y atrás. También, agrega un adhesivo de autenticidad o una tarjeta a la pieza, si cuenta con piedras preciosas o semi-preciosas u otros materiales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles