Pasatiempos

Juegos o actividades de fruto del espíritu

Escrito por michelle watson | Traducido por maría florencia lavorato
Juegos o actividades de fruto del espíritu

Comparar los frutos del espíritu con frutas reales ayuda a los niños a comprender.

Comstock Images/Comstock/Getty Images

La Biblia presenta los frutos del espíritu en Gálatas 5:22-23. Estos atributos divinos incluyen amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio propio. Como se trata de ideas abstractas, enseñarles a los niños puede ser un reto. Los juegos y actividades prácticas les ayudarán a recordar los nueve frutos del espíritu y su significado.

Otras personas están leyendo

Fruta por fruta

Ayuda a tus alumnos a recordar los frutos del espíritu mediante la asociación de cada uno de los nueve atributos con fruta real. Utiliza una fresa en forma de corazón para representar el amor. Para la alegría, muestra cómo la curva de un plátano se parece a una sonrisa. Para la paz, usa una una sandía, que es una fruta que se debe comer de a una pieza a la vez. Para la paciencia, utiliza una naranja, que deben pelarse antes de comer. Para la amabilidad, usa uvas, porque son una fruta que se puede compartir fácilmente. Para la bondad, usa un tomate nutritivo porque es bueno para el cuerpo. Por la fidelidad, usa una cereza, ya que su pozo representa cómo la fe debe ser nuestro núcleo sólido. Por la delicadeza, usa un melocotón suave y con pelusa. Para el auto-control, utiliza una manzana roja porque luce como una señal de alto. Pasa las frutas por la habitación para que los niños puedan sostener cada pieza.

Fruta falsa

Después de enumerar y explicar los frutos del espíritu, dale a cada niño unos trozos de papel periódico. Pídeles que arruguen el papel y le den forma de modo que se vea como una pieza de fruta, como un plátano, manzana o limón. Diles que su fruto tendrá un aspecto más apetecible si lo pintan. Dale a cada niño una pequeña cantidad de pintura lavable y deja que ellos pinten sus frutos, luego colócalos sobre una mesa para que se sequen. Pide a los niños que observen la mesa llena de frutas. Pregunta: "¿Quién quiere comer esta fruta?" Nadie va a querer comerla, porque no es real. Muestra a los niños una placa de cera o de frutas de plástico. Diles: "Esta fruta se ve mucho más sabrosa. ¿Quién quiere comerla? "Una vez más, el fruto no se puede comer sin importar lo bien que se ve. Explica a los niños que el fruto del espíritu debe ser real dentro de nosotros. Si finjo ser amoroso, gentil o amable, puede parecer bueno, pero no seremos verdaderamente buenos por dentro.

Experto en frutos

Divide a los estudiantes en nueve grupos y asigna a cada grupo un fruto del espíritu. Dales tres minutos para definir su atributo particular de la mejor manera posible. Pídeles que escriban su definición hacia abajo. A continuación, les pediremos que escriban un ejemplo de esa fruta del espíritu en particular. Un ejemplo de la bondad sería compartir los juguetes. Luego, pídeles que escriban el ejemplo opuesto. Un anti-ejemplo de bondad sería empujar para entrar en la parte delantera de la fila. Por último, dale a cada grupo una lista de las escrituras acerca de sus frutos para que las lean. Pídeles que escriban por qué creen que es importante tener esta fruta. Dile a la clase que ahora son expertos en su fruta en particular. Para la gran final, haz que cada grupo comparta sus conocimientos con el resto de la clase.

Intercambio de frutos

Juega a este juego para ayudar a los estudiantes a recordar los nombres de los frutos del espíritu. Pide a cada niño se siente en una silla en un círculo con un niño de pie en el centro. Dile a todos los niños que piensen en silencio en un fruto del espíritu. La persona en el centro del círculo, grita el nombre de su fruto, y todos los que eligieron en secreto ese fruto tienen que levantarse y moverse a otra silla vacía en el círculo, dejando a otra persona de pie en el centro para iniciar la siguiente ronda. En cualquier momento, la persona en el centro puede gritar: "cesta de fruta podrida" y todo el mundo debe levantarse y cambiar de silla, sin importar la fruta que eligieron. Detén el juego antes de que los niños se cansen del mismo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media