Hobbies

Juegos cristianos para niños acerca de la salvación

Escrito por tamara van hooser Google | Traducido por enrique pereira vivas
Juegos cristianos para niños acerca de la salvación

Los juegos sobre la salvación ayudan a los niños a entender su necesidad de un Salvador.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Cuando puedas convertir en un juego algo que quieras que los niños entiendan, las probabilidades de que se quede en su memoria aumentarán porque esto conecta lo físico con lo mental, en medio de una dosis de diversión. Los conceptos de la fe pueden ser abstractos para las mentes jóvenes, pero los juegos cristianos para niños acerca de la salvación pueden llevar a casa los puntos clave acerca de su naturaleza pecaminosa, el camino de la salvación a través del sacrificio de Jesús en la cruz y su obra redentora en sus corazones cuando aceptan su oferta gratuita de salvación.

Otras personas están leyendo

Lanza lejos tus pecados

Arruga entre 30 a 50 pelotas de papel y divídelas entre dos equipos. Explica que las pelotas representan el pecado en nuestras vidas, que Jesús nos ayuda a eliminar cuando lo aceptamos en nuestros corazones como Señor y Salvador. El objetivo es lanzar tus pecados lejos de ti a través de la línea central entre los equipos, sin embargo, el otro equipo te las lanzará de vuelta. Esto representa a Satanás tratando de engañarte y tentándote a pecar, incluso cuando hayas decidido seguir a Jesús. Ambos equipos lanzan sus pelotas durante un período determinado de tiempo que tu decidas. Al acabar el tiempo, el ganador es el equipo con menos pelotas de pecado en su área. Sigue el juego hablando de lo difícil que es deshacerse de nuestros pecados por nosotros mismos, por lo cual necesitamos la ayuda de Jesús para hacer lo que es correcto y bueno delante de Él y resistir la tentación de pecar.

El precio del cielo

Coloca una fila de elementos comunes de la casa y coloca una Biblia y un cartel que diga "Cielo" en los últimos dos lugares. Etiqueta cada artículo con un precio que sea superior o inferior a su precio actual. Etiqueta la Biblia con el precio actual y el "Cielo" con signos de interrogación. Divide la clase en dos equipos y haz que se turnen enviando un jugador. Levanta cada elemento y pregúntale al jugador si el precio del artículo es mayor, menor o igual que el precio de lista. Si el jugador acierta, su equipo obtiene un punto. El equipo con más puntos consigue llegar a la ronda del cielo. Este equipo debe pensar y escribir un número que piensen que es el valor del cielo. No importa lo que escriban (a menos que tengas una clase muy astuta que de inmediato perciba que "no tiene precio", es lo que estás buscando aquí), les dirás que es demasiado bajo y dejarás que el otro equipo lo intente. Señala que no importa qué tan grande sea el precio que le pongan al cielo, no existe ningún número lo suficientemente grande como para que coincida con el valor inestimable de la obra salvadora de Jesucristo, lo cual nos permite mirar hacia adelante a la eternidad en el cielo con él.

Cambio rápido del Salvador

Establece una carrera de relevos con una caja de ropa vieja en un extremo; elige un traje completo, como una chaqueta, pantalón, camisa y sombrero. La primera persona en la línea debe correr a la caja y ponerse toda la ropa y luego volver corriendo a su equipo. Rápidamente se debe quitar la ropa y ayudar a la persona de al lado a ponérsela. Esa persona corre de vuelta a la caja y se debe quitar la ropa y corre de vuelta a la siguiente persona la cual se dirige a la caja, se pone la ropa y se la cambia con la siguiente persona en la fila. Los niños siguen esta carrera de relevos hasta que todos hayan tenido la oportunidad de hacer un cambio rápido. Después, discute cómo los niños pueden cambiar de ropa, pero sólo Jesús puede cambiar sus corazones cuando aceptan su oferta de salvación.

La etiqueta de Salvación

Elige a una persona para ser el virus del "pecado" que quiere infectar a tantas personas como sea posible. Selecciona otra persona que juegue como Jesús, el único refugio a salvo del "pecado". Si el "pecado" te toca, te infectarás y debes cruzar los codos. Sin embargo, si puedes correr hasta Jesús y cruzar los codos antes de que el "pecado" te toque, estás a salvo. Siempre y cuando permanezcas vinculado a Jesús, el "pecado" no te puede infectar. Si te apartas de Jesús, eres vulnerable. Si estás infectado por el "pecado", puedes exclamar: "Jesús, por favor ayúdame". Entonces Jesús puede venir a tocarte y a liberarte. El objetivo es que todo el mundo se vincule en una gigantesca cadena de Jesús y deje al "pecado" sin víctimas para infectar.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media