Cómo jugar Solitario

Escrito por rick paulas | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo jugar Solitario
(card image by Edvin selimovic from Fotolia.com)

El Solitario es uno de los juegos de cartas más antiguos y aún continúa siendo uno de los más jugados. Hay varias clases de Solitario para elegir, pero el estilo clásico se llama "Klondike", también conocido como solitario simple o tradicional.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un mazo de naipes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Baraja el mazo. Reparte una carta boca arriba y luego 6 cartas boca abajo, una al lado de la otra en línea.

  2. 2

    Saltea la columna que tiene la carta boca arriba y comienza a repartir desde la segunda columna. Reparte la primera carta boca arriba y luego las 5 cartas siguientes boca abajo. Para la siguiente ronda, comienza con la tercera columna, donde colocarás una carta boca arriba y luego 4 cartas boca abajo.

  3. 3

    Repite este proceso hasta que tengas 7 columnas de cartas, la primera con una sola carta boca arriba y la última columna con 6 cartas boca abajo y una boca arriba. En total, habrás repartido 28 cartas.

  1. 1

    El objetivo del juego es crear 4 pilas de cartas, comenzando por el As, y siguiendo la escalera de su palo hasta llegar al Rey. Cuando la carta que quede boca arriba sea un As, colócalo en una pila separada. Si la carta 2 de algún palo está boca arriba en una columna y el As de ese mismo palo ya está separado en su pila, coloca el 2 arriba del As. Por ejemplo, si el As de corazones está boca arriba al comenzar el juego, retíralo para comenzar la pila; si el 2 de corazones también está boca arriba, tómalo y colócalo por encima del As. Pero si es el 2 de diamantes el que está boca arriba, deberá permanecer en su lugar hasta que aparezca el As de diamantes.

  2. 2

    Traslada las cartas de una columna a otra. Para hacerlo, la carta a trasladar debe ser inmediatamente inferior en número a la carta que queda arriba y de otro color. Por ejemplo, si el Rey de diamantes está boca arriba, puedes colocar debajo una Reina de trébol o de picas. Al ir moviendo las cartas, puedes dar vuelta la carta que quede como primera en cada columna y aún esté boca abajo, para poder jugarla luego. Limpiar una columna significa que ya no quedan más cartas allí; entonces puedes colocar un Rey de cualquier palo para comenzar una columna nueva.

  3. 3

    Cuando ya no puedas hacer más movimientos, toma las cartas restantes del mazo. Mantén el mazo boca abajo para no ver las cartas. Cuenta tres cartas y toma esa tercera carta para jugar. Verifica si esa carta puede ser utilizada en el juego, ya sea colocándola debajo de alguna columna (por ejemplo, si esa carta es el 2 de corazones y hay un 3 de picas boca arriba, puedes colocar el 2 debajo del 3) o sobre alguna de las 4 pilas que comienzan con el As. Si has podido usar esa carta, trata de hacer lo mismo con la segunda carta que contaste del mazo; si también pudiste ubicarla, trata de repetirlo con la primera carta. Si no puedes ubicar las cartas, cuenta nuevamente 3 cartas del mazo y repite el proceso.

  4. 4

    Continúa jugando hasta que hayas construido las cuatro pilas, una de cada palo, comenzando con el As y terminando con el Rey. Eso significa que has ganado. Perderás el juego cuando ya no puedas realizar más movimientos reglamentarios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles