Cómo usar juntas para cañerías de cobre sin soldadura

Escrito por bob haring | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar juntas para cañerías de cobre sin soldadura
No siempre son necesarias las juntas soldadas para las cañerías de cobre. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Las cañerías de cobre son utilizadas en los sistemas de agua de la mayoría de las casas para transportar agua caliente y fría. Tradicionalmente, las cañerías de cobre se unen con conexiones soldadas. Éstas están hechas colocando los dos extremos de una cañería en una articulación (o una "T" si se conectan más de dos) o una manga, que encaja con los extremos de los caños. El flujo es distribuido en el interior de la junta, que luego es calentada con una antorcha. Se aplica soldadura al cobre calentado para derretir y sellar la costura. Sin embargo, existen otras opciones para conectar cañerías de cobre.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Juntas de bronce por compresión
  • Masilla Epoxy
  • Conectores de ajuste fácil

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Juntas por compresión

  1. 1

    Une dos o más tubos usando juntas por compresión. Éstas tienen una parte cónica de bronce dentro de la junta y una tuerca en el exterior. Las juntas por compresión son comúnmente usadas en codos bajo los lavabos y detrás de los retretes, donde se conectan dos partes de una línea de abastecimiento con una tercera línea que abastece el artefacto.

  2. 2

    Corta el extremo de los caños de cobre en ángulo recto y ajústalos dentro de las juntas. Si estás uniendo tres cañerías, coloca un conector de tipo "T".

  3. 3

    Ajusta las tuercas con una llave del tamaño adecuado, de manera tal de empujar al extremo de la cañería dentro de la parte cónica de la junta, logrando un sellado a prueba de agua. Remueve las juntas por compresión desajustando las tuercas. Siempre asegúrate que el suministro de agua esté cerrado antes de trabajar con juntas por compresión.

    Conectores Epoxy

  1. 1

    Compra algún tipo de masilla Epoxy o cemento similar para hacer conexiones de cobre sin soldadura, como por ejemplo Just4Copper y Noble Copper Bond. Ambas funcionan de manera similar.

  2. 2

    Limpia los extremos de las cañerías que unirás usando papel de lija N° 60. Lija hasta que el cobre esté de un color brillante. No remuevas el polvo que se ha generado.

  3. 3

    Coloca una pequeña gota de cemento en la parte exterior del caño y en el interior del conector que estás usando para hacer la junta. Coloca la cañería dentro del conector y rótala 180°, luego vuélvelo al lugar y sostenlo por al menos 5 segundos. La unión debería ser permanente en cuestión de unos 45 segundos. En cañerías más grandes, o aquellas que no pueden ser giradas, coloca el cemento en el caño y el conector, encástralos y sostén hasta que se unan.

    Conectores de ajuste fácil

  1. 1

    Compra algún tipo de conector de ajuste fácil. Éstos usan un anillo circular con una arandela de sujeción dentro de las juntas de bronce. Algunos ejemplos de productos patentados incluyen los Sharkbite y COPRO, que difieren en algunos detalles pero funcionan de manera similar.

  2. 2

    Corta los extremos de los caños en ángulo recto e introdúcelos dentro del conector hasta que la arandela de sujeción tome y sostenga la cañería. Une de a un caño a la vez. Las juntas están hechas para ángulos rectos, codos y conexiones de tipo "T".

  3. 3

    Remueve las cañerías de los conectores de ajuste fácil usando herramientas especiales si necesitas realizar cambios. Los conectores pueden ser reutilizados si no han sido dañados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles