Lactancia y mareos

Escrito por jessica lietz | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Lactancia y mareos
Levantarte rápidamente después de amamantar a tu bebé en la cama puede causarte mareos. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Las madres lactantes que sienten mareos pueden sentirse preocupadas por su salud y por sostener con seguridad a sus bebés. Afortunadamente, la mayoría de los casos de mareos durante la lactancia son tratables y pueden evitarse mediante cambios en la dieta y en los hábitos. Siempre consulta a tu médico sobre episodios de mareo, ya que pueden ser causa de un problema más serio.

Otras personas están leyendo

Causas

Levantarse después de amamantar habiendo estado recostada lateralmente es una causa de mareos conocida como vértigo posicional benigno, y dura unos 30 segundos después de que te paras, explica la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología. La deshidratación causa mareos en madres lactantes que no consumen suficiente agua para abastecer la cantidad de fluidos que el cuerpo necesita para producir leche. Bajos niveles de azúcar en sangre son otra causa común de mareos, y las madres que amamantan usualmente necesitan consumir más calorías que las requeridas por el cuerpo antes del embarazo. Las infecciones del oído y los resfríos, que son comunes en bebés, pueden también hacer que las madres se enfermen y sufran mareos debidos a los cambios de presión en el oído interno. Otras causas pueden ser alergias, lesiones en la cabeza y problemas cardiovasculares.

Consideraciones

Aun si estás amamantando a tu bebé y todavía no has menstruado, es posible que quedes embarazada, especialmente si te apoyabas en la lactancia como método anticonceptivo. Los mareos son un síntoma temprano común de embarazo, especialmente si están acompañados por náuseas y sensibilidad en los pechos. Los tests caseros de embarazo son precisos para las mujeres que están lactando, o también puedes pedirle a tu médico que te indique un análisis de sangre si no estás segura del resultado de tu test de embarazo.

Tratamientos

La mayoría de los casos de mareos no requieren tratamiento médico. Si los sientes cuando te levantas, agárrate de algo que pueda soportar tu peso y no alces a tu bebé hasta que el mareo no pase. Bebe un vaso de agua cada vez que amamantes y cuando te sientas mareada. Comer un pequeño bocadillo que contenga proteínas y carbohidratos, como media manzana y un puñado de almendras, brinda calorías y estabiliza los niveles de glucosa en sangre para tratar los mareos causados por los niveles bajos de azúcar en sangre. Si los mareos persisten, ponte en contacto con tu médico.

Prevención

Bebe muchas bebidas sin alcohol y sin cafeína y come cada 2 o 3 horas para evitar los mareos causados por deshidratación y niveles bajos de azúcar en sangre. Al levantarte de la cama, lleva tus piernas al costado de la cama antes de levantar tu torso y tu cabeza y elévate lentamente para evitar los mareos después de amamantar en posición lateral. Reduce los riesgos de resfriarte lavándote las manos frecuentemente y desinfectando juguetes y superficies como carritos de supermercado, que contribuyen a esparcir los gérmenes que causan los resfríos y otras infecciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles