Cómo hacer ladrillos refractarios de perlita

Escrito por charles clay | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer ladrillos refractarios de perlita
Los hornos refractarios de perlita son capaces de soportar temperaturas muy altas. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

La perlita es una forma de roca volcánica que posee una excelente resistencia al calor. Comúnmente utilizada para airear el suelo, se trata de un material económico y disponible en grandes cantidades en muchas tiendas de jardinería. Como resultado, también es un ingrediente popular en cerámicas de alta temperatura. Al mezclar perlita con arcilla de alfarero ordinaria, es posible hacer un ladrillo refractario en un taller casero capaz de soportar temperaturas de 1700°F (927°C) sin desmoronarse o perder fuerza.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 maderas de 2 x 4 pulgadas de perfil (5 x 10 cm) y 8 pies (2,4 m) de largo
  • Sierra
  • Clavos de carpintero
  • Martillo
  • Malla de 2 pies cuadrados (0,2 metros cuadrados) y 3/16 de pulgada (4,7 mm)
  • Malla de 2 pies cuadrados (0,2 metros cuadrados) y 3/32 de pulgada (2,35 mm)
  • Clavos para techo o de cabeza ancha
  • Perlita
  • 4 recipientes vacíos
  • Rodillo o mortero con mazo
  • Arcilla refractaria o de alfarero
  • Olla para mezclar
  • Balanza o tazas medidoras
  • Paleta par mezclar
  • Prensa para ladrillos
  • Horno de alfarero

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Procesa la perlita

  1. 1

    Corta la longitud de una de las maderas en cuatro trozos iguales de unos 2 pies (0,6 metros). Clava las tablas entre sí en las esquinas para crear un marco cuadrado de 4 pulgadas (10 cm) de profundidad. Corta una muesca en el medio de una de las tablas, de un pie (30 cm) de ancho y dos pulgadas de profundidad.

  2. 2

    Une una malla de alambre de 2 pues cuadrados (0,2 m cuadrados) y 3/16 de pulgada (4,7 mm) a la parte superior del marco usando clavos de cabeza ancha o para techos. Clava la malla más pequeña, la de 3/32 de pulgada (2,35 mm) a la parte inferior del marco de madera.

  3. 3

    Vierte una pequeña cantidad de perlita sobre el filtro superior. Agita suavemente el marco con las manos hasta que la perlita haya pasado por completo. El material que permanece en la primera malla es perlita gruesa, y el que permanece en el segundo filtro es perlita media, siendo el material que atraviesa ambas mallas perlita fina. Separa estos tres grados en tres recipientes separados. Procesa toda la perlita que tengas.

  4. 4

    Separa unos 3/4 de la perlita de grado medio. Aplasta la mayor porción de la perlita de grado medio hasta lograr perlita fina con un rodillo sobre una superficie dura, o un mortero y mazo grandes. Vuelve a pasar la perlita aplastada por la malla y recolecta el material que pasa por ambos filtros en un cuarto recipiente.

  5. 5

    Combina los cuatro grados de perlita en un contenedor grande. Mezcla cuatro partes de perlita gruesa, dos grados de perlita media, cinco partes de perlita fina y nueve partes de perlita aplastada. Mezcla con una paleta o agita el recipiente cerrado hasta que el material sea uniforme.

    Forma los ladrillos

  1. 1

    Vierte 33,5 onzas (1 litro o cuatro tazas) de agua limpia en una bandeja para mezclar. Mezcla gradualmente 13,5 onzas (400 ml o 1 taza y media) de arcilla. Escoge arcilla con alta resistencia al calor, como la refractaria. Revuelve la mezcla con una vara o paleta hasta disolver por completo la arcilla.

  2. 2

    Añade 17 onzas (500 ml o dos tazas) de la mezcla de perlita a la bandeja. Revuelve suavemente hasta lograr una pasta homogénea. Al principio parecerá que la mezcla está seca, pero eventualmente lograrás una consistencia parecida al concreto. No agregues más agua.

  3. 3

    Vierte la mezcla en una prensa para ladrillos. Aplástala hasta formar una superficie sólida y plana. Presiona el ladrillo hasta que el agua deje de salir por los bordes. Quita el ladrillo de la prensa y déjalo que se seque. Para mejores resultados, sécalo al aire libre por una semana o más. Repite el proceso hasta que tengas ladrillos suficientes para tu proyecto.

  4. 4

    Cuece los ladrillos en un horno refractario a una temperatura de entre 1940 y 2012°F (1060 y 1100°C), hasta que se encojan aproximadamente en un 10%, lo cual tomará unos dos días.

  5. 5

    Apaga el horno y deja que los ladrillos se sequen por completo antes de retirarlos. El proceso de enfriamiento tomará entre dos y cuatro días.

Consejos y advertencias

  • Esta receta sirve para un ladrillo denso de una pulgada de espesor (2,5 cm) y 11 pulgadas cuadradas (71 cm cuadrados). Si deseas hacer ladrillos de otro tamaño, mantén una relación de 85% perlita y 15% arcilla en volumen.
  • Si tienes problemas para retirar los ladrillos de la prensa, frota el interior de la misma con un poco de aceite o cera. Así evitarás que la arcilla húmeda se pegue al molde.
  • Siempre usa el equipamiento de seguridad adecuado cuando trabajas con un horno refractario, incluyendo guantes y ropas resistentes al calor.
  • Trabaja en un área bien ventilada y usa gafas de seguridad y una máscara de polvo para prevenir la irritación de los ojos y los pulmones a causa del polvo de perlita.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles