Cómo hacer un látigo para el caballo

Escrito por kate klassen | Traducido por ricardo frot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un látigo para el caballo
Las fustas vienen en diferentes tamaños para diferentes disciplinas. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Los látigos, también conocidos como fusta, son uno de los instrumentos utilizados por un jinete. Se utilizan cuando un caballo se niega a obedecer las órdenes hechas con las piernas. Algunos caballos con mucha experiencia son capaces de identificar cuando su jinete es inexperto y no cuenta con una fusta; andan más lento, o se detienen súbitamente porque saben que pueden salirse con la suya. Si el jinete se da cuenta de que necesita una fusta, pero no cuenta con una, puede improvisar con la ayuda de materia prima muy accesible.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Rama
  • Cinta para hockey
  • Serrucho

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta una rama delgada de un árbol con un serrucho. Las ramas son un buen sustituto para una fusta porque se encuentran en muchos diámetros y tamaños y son fáciles de encontrar. Una rama fresca, recién cortada funciona mejor que una seca porque es mucho más flexible. De preferencia, la rama no debe medir más de media pulgada (1.27 cm) de ancho en un extremo, debe ser cónica y tan recta como sea posible.

  2. 2

    Retira todas las ramificaciones menores que sobresalgan de la rama. Si no son fáciles de quitar, utiliza un cuchillo para cortarlas más fácilmente. Esto es para asegurarse de que la fusta no dañe la ropa del jinete.

  3. 3

    Corta la parte más gruesa de la rama al tamaño deseado. Las fustas que se utilizan para saltos miden menos de 28 pulgadas (15 cm), mientras que las que se utilizan para recorridos en superficies planas pueden llegar a medir hasta 40 pulgadas (1 m). Si necesitas la fusta para trabajo de piso, tal vez requiera ser de mayor tamaño.

  4. 4

    Coloca cinta de hockey alrededor del extremo de la rama. Prepara 8 pulgadas (20 cm) de cinta, pero no la envuelvas. Deja que el rollo de cinta cuelgue de la rama; gírala para que la cinta se pegue por sí misma. Envuelve este trozo de cinta alrededor de la rama para crear un mango. Prepara más cinta para cubrir la rama, incluso alrededor del mango. Continúa envolviendo por 6 pulgadas (15,24 cm) más. Esta es la misma técnica que utilizan los jugadores de hockey para lograr sujetar con firmeza el palo, aunque con menos cinta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles