Cómo usar la lavadora para teñir telas

Escrito por lisa parris | Traducido por azul benito
Cómo usar la lavadora para teñir telas
Escapa de los colores apagados con un simple trabajo de tintura. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La tintura de telas puede ser una manera divertida y sencilla de cambiar la apariencia de los tejidos. Ya sea que se la utilice para darle vida a una tela desteñida o para cambiar el color de una prenda por completo, la tintura puede darle un nuevo aspecto a materiales desgastados. Si bien la tintura en cuba puede realizarse en un balde grande o en una tina, puedes reducir el trabajo del proceso utilizando tu lavadora.

Instrucciones

  1. 1

    Compra tintura de agua fría. La mayoría de las lavadoras, incluso cuando se las programa para usarlas con agua caliente, no pueden calentar el agua lo suficiente para utilizar apropiadamente los compuestos químicos de las tinturas comunes.

  2. 2

    Prepara la tela. Antes de teñirlo, el material debería estar recién lavado, seco y sin manchas.

  3. 3

    Programa la temperatura de la lavadora en "tibio" o "caliente", aunque hayas elegido una tintura de agua fría. El calor aumentará la reacción química.

  4. 4

    Ajusta el nivel de agua o el tamaño de la carga en la lavadora, añadiendo solamente la cantidad de agua necesaria para que la máquina sumerja totalmente la tela. El exceso de agua diluirá la tintura y la hará menos efectiva. Sin embargo, debe haber una cantidad de agua suficiente para que la tela se pueda mover libremente durante el proceso de teñido. Si no puedes ajustar la cantidad de agua en tu lavadora, añade un poco más de tintura para compensar el exceso de agua. Si usas una lavadora de carga frontal, coloca la tela en la máquina, cierra la puerta y luego añade el agua.

  5. 5

    Determina la cantidad de tintura que debes agregarle al agua. Esto podría variar según la marca. Sin embargo, en general, los tonos más oscuros requieren una botella de líquido o dos cajas de polvo por cada libra (0,45 kilogramos) de tela seca. Para tonos más claros, reduce la cantidad de tintura a la mitad.

  6. 6

    Agrega la tintura al agua. Si elegiste una tintura en polvo en vez de una líquida, disuelve los gránulos en agua caliente, usando dos tazas de agua por cada caja de polvo, y luego vierte la solución en la lavadora. Si estás usando una lavadora de carga frontal, diluye la tintura mezclándola con cuatro tazas de agua caliente y luego añádela a la máquina colocándola en el dispensador de jabón. La lavadora dispensará automáticamente la tintura en el agua.

  7. 7

    Coloca sal no yodada en el agua. Esto ayudará a que la tintura trabaje sobre las fibras de la tela. Cuanta más sal agregues, más profundo será el color. Añade la sal de a media taza por vez. Cierra la cubierta entre cada incorporación y espera cinco minutos para dejar que la agitación de la máquina distribuya la sal en la solución de teñido. Puedes agregar hasta 20 tazas de sal por trabajo de tintura. Para una lavadora de carga frontal, mezcla la sal con agua caliente y agrégala en el dispensador de jabón una vez que la tintura haya sido dispensada.

  8. 8

    Agrega la tela. Si tienes una lavadora de carga frontal, saltea este paso ya que la tela ya estará siendo procesada. Usa una cuchara de madera para empujar el material por debajo de la superficie del agua, sumergiéndolo por completo. Detén la lavadora y deja que la tela se remoje entre 30 minutos y una hora, revolviendo el agua y el material con cuidado al menos una vez cada cinco minutos. Otra alternativa es programar la máquina para lavado y dejar que la tela se agite por 30 minutos, pero no dejes que desagüe la solución de teñido. Mantente cerca de la máquina, reiniciándola si es necesario.

  9. 9

    Añade ceniza de soda al agua. Por cada caja o botella de tintura, usa un cuarto de taza de soda de ceniza. Mézclala con una taza de agua tibia y revuelve bien. Vierte la solución directamente en el agua o en dispensador de jabón de una máquina de carga frontal. Esto ayudará a fijar el color y a evitar que la tela se destiña nuevamente. Luego de añadir la ceniza de soda, reinicia el ciclo de lavado para que la tela quede expuesta a esta solución por al menos 10 minutos.

  10. 10

    Deja que la máquina complete un ciclo, enjuagando y girando la tela teñida. Deja la tela en la máquina. Agrega detergente y lava la tela para quitar la tintura que no se haya fijado. Agrega un ciclo más de enjuague, si es posible, para asegurar que el material esté completamente limpio.

  11. 11

    Quita la tela y limpia la lavadora. Llena la tina de lavado con agua caliente, añade una cucharada de detergente para lavar la ropa y agrega una taza de lejía común con cloro. Deja que el ciclo se complete normalmente. Esto removerá la tintura que haya quedado en la máquina.

Consejos y advertencias

  • Si necesitas remover el color actual del material para poder lograr el color deseado, hay removedores de color disponibles comercialmente. Generalmente puedes encontrarlos en la misma sección de la tienda donde están las tinturas.

Necesitarás

  • Tintura para tela de agua fría
  • Sal no yodada
  • Cuchara de madera
  • Ceniza de soda
  • Detergente para lavar la ropa
  • Lejía con cloro

Lista completaMinimizar

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles