¿La lavanda muere en el invierno?

Escrito por cheryl losch Google | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿La lavanda muere en el invierno?
La lavanda es una hierba perenne que continúa creciendo cada año. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Las plantas perennes herbáceas mueren en el invierno y vuelven a la vida con los días luminosos y cálidos de la primavera. La lavanda es una planta leñosa perenne, por lo que sigue creciendo de año en año, pero los tallos permanecen en posición vertical durante el invierno en preparación para el crecimiento de nuevo en la primavera. Con el cuidado y poda, la lavanda sobrevivirá en el jardín durante los próximos años.

Otras personas están leyendo

Condiciones del suelo y del plantado

La lavanda necesita un buen drenaje, un suelo alcalino, pleno sol y materia orgánica limitada en la cama. Para aumentar el nivel de pH y subir la alcalinidad, añade una pequeña cantidad de cal alrededor de la base de las plantas, o esparce ceniza de madera en el jardín. Enmienda el suelo arcilloso para permitir un buen drenaje. La lavanda es una planta tolerante a la sequía y la adición de mantillo puede aumentar la humedad y promover las enfermedades fúngicas.

Sembrar nuevas plantas

Una vez que la planta ha acabado la floración, toma esquejes de tallos sin flores. Retira las hojas de la parte baja del tallo y plántalas en un suelo bien drenado y fértil o en vermiculita de calidad. Riega regularmente los tallos y humedécelos. Los tallos plantados deben arraigarse en menos de un mes. Trasplántalos a macetas más grandes y una vez que tengan un buen sistema radicular, plántalos en el jardín.

La poda de la lavanda

Las flores de lavanda florecen cada año, por lo que la poda debe ocurrir a principios de la primavera, antes de que los tallos comiencen a brotar. Una vez que las hojas verdes se vuelvan visibles en la base de la planta, corta la lavanda en alrededor de un tercio de su tamaño. La poda ayuda a prevenir que la planta de lavanda se vuelva demasiado leñosa y promueve el crecimiento saludable. Retira los tallos de madera dañados o muertos del suelo.

Pestes y enfermedades

La lavanda no sufre de muchas plagas o enfermedades, pero puede ser susceptible a la enfermedad del suelo si el agua se deja en reposo alrededor de las plantas; no riegues de más. Riega las plantaciones una vez o dos veces por semana hasta que se establezcan, y las plantas maduras cada dos a tres semanas hasta que los brotes comiencen a formarse. A continuación, riégalas una vez o dos veces por semana hasta que sean cosechadas.

Cosechar la lavanda

Cosecha la lavanda en las horas tempranas de la mañana, ya que el aceite se concentra más temprano en el día, cuando cerca de la mitad de los brotes están abiertos. Usando tijeras de podar afiladas, corta los tallos tan largos como puedas y forma grupos de hasta 100 tallos, asegurándolos con bandas de cuerda o de goma. Deja que la lavanda cuelgue boca abajo en un lugar fresco, oscuro y con buena circulación de aire hasta que se seque. Úsala en floreros para perfumar el aire o crear un popurrí casero. Prueba añadir capullos de lavanda a los adobos y salsas, verduras y carnes en lugar de las hierbas utilizadas regularmente. Mezcla los tallos de lavanda en la parrilla caliente para realzar el sabor asado a la parrilla y enviar oleadas de perfume de lavanda en el aire.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles