DESCUBRIR
×

Cómo lavar un cobertor de plumas

Actualizado 20 julio, 2017

Las mantas de plumas son cálidas y confortables, y lucen muy bien en muchas de tus habitaciones. No requieren mucho cuidado más allá de simplemente esponjarlas con regularidad. Si utilizas una funda de edredón, puedes ser capaz de pasar años sin lavar la manta de plumas. Cuando es el momento de lavarla, muchos fabricantes recomiendan llevar tu manta de plumas a un profesional que tenga experiencia con los productos de plumas. Si tienes cuidado, sin embargo, es posible lavar la manta de plumas en casa.

Instrucciones

Siri Stafford/Lifesize/Getty Images
  1. Retira la funda de edredón, si dispones de una, de tu manta de plumas.

  2. Agita la manta para esponjar las plumas y quita cualquier pelusa o migas.

  3. Coloca la manta de plumas en la lavadora. Equilibra cuidadosamente la manta para que se lave uniformemente.

  4. Agrega el detergente. Se puede utilizar un detergente hecho para su uso con prendas delicadas o uno de los productos comerciales hechos especialmente para el lavado de mantas y almohadas de plumas.

  5. Vigila la manta cuidadosamente mientras se lava; es muy fácil para la lavadora desequilibrarse cuando se lavan artículos de plumas.

  6. Seca en potencia media hasta que la manta esté completamente seca. Según el sitio web Plumeria Bay, puede tardar varias horas que una gran manta se seque completamente.

Consejos

  • Pon una pelota de tenis u otro objeto en la secadora con la manta. Esto esponjará las plumas mientras se seca la manta.

Advertencias

  • La lavadora del hogar puede ser demasiado pequeña para las grandes mantas de plumas. Al empezar la secadora, la manta puede tener un olor extraño. Esto es común cuando se secan plumas.

Necesitarás

  • Manta de plumas
  • Lavadora
  • Secadora
  • Detergente
  • Pelota de tenis