DESCUBRIR
×

Cómo lavar los tomates

Actualizado 21 febrero, 2017

Varias personas consideran los tomates como vegetales pero son científicamente clasificados como una baya. El tomate común de jardín o Lycopersicon esculentum está cargado con vitaminas C y A y casi no tiene grasa. Antes de comer unos tomates cosechados en casa o del supermercado, debes lavarlos por completo. Una buena lavada reducirá tus probabilidades de enfermarte por cualquier pesticida o bacterias como la E. coli o salmonella. Es una buena regla de oro lavar tus productos inmediatamente antes de almacenarlos en tu refrigeradora.

Instrucciones

Comstock Images/Comstock/Getty Images
  1. Sostén el tomate debajo de un chorro de agua tibia. Frota suavemente y enjuaga todos los lados del tomate.

  2. Seca el tomate con una toalla de papel.

  3. Coloca el tomate sobre una tabla de cortar y corta el extremo del tallo y deséchalo de inmediato. Lava la hoja del cuchillo y la tabla de cortar con agua.

  4. Lava tus manos inmediatamente con jabón antibacteriano y agua.

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Cuchillo
  • Tabla de cortar
  • Jabón antibacteriano